Jueves, 03 de diciembre de 2020

Veintidós artistas argentinos dibujan cada uno a su Quijote particular

10/08/2005

Buenos Aires, 10 ago (EFE).- Veintidós artistas argentinos dibujan a Don Quijote en una exposición que recoge diversas interpretaciones del famoso caballero andante y que se inauguró hoy en la sede porteña de la Universidad Católica Argentina.Dibujos en tinta, grabados y litografías se entremezclan en esta muestra con 35 ediciones antiguas e internacionales de la genial obra cervantina.Las ediciones proceden de la propia universidad y de la Biblioteca Popular de Azul, que cuenta con una de las colecciones más completas que existen en Argentina sobre esta materia."Cada uno de los artistas agrupados en esta singular exposición aporta su visión particular de Don Quijote", explicó hoy a EFE, Cecilia Cavanagh, comisaria de la muestra denominada "Tras las huellas del Ingenioso Hidalgo"."Y de ese modo -agregó-, hallamos a un Alonso Quijano torturado, soñador o divertido en función del lápiz que lo haya plasmado".La muestra se abre con una acuarela de Guillermo Roux, que retrata al Quijote extraviado en libros, con los personajes de esos mismos libros rodeando al voraz lector de novelas de caballería.Las variadas lecturas del personaje cervantino continúan con las situaciones hilarantes dibujadas por Alicia Carletti, la marioneta de largos bigotes que escenifica Diana Dowek o el trazo tupido y generoso de Aníbal Cedrón, que se decanta por un Quijote mucho más ensimismando y melancólico.Por su parte, Carlos Benítez combina diversas situaciones de las andanzas del hidalgo, mientras que Jorge Alvaro prefiere ubicarlo en un escenario casi mágico.Muchas de las obras presentadas fueron encargadas especialmente para un libro en homenaje al Quijote, mediante el cual se convocó a los artistas a crear nuevas imágenes del célebre personaje de Miguel de Cervantes.Entre ellas se encuentran, también, las tradicionales ilustraciones de Carlos Alonso para la edición de la obra que publicó Emecé en 1957 y las que hizo Roberto Páez para la que editó Eudeba en 1965."Lo cierto es que no ha sido fácil poner en marcha la muestra porque en un principio pensábamos que quizá resultaría demasiado local, pero hemos contado con el apoyo de la universidad y de la consejería de Cultura de la Embajada de España en Argentina", dijo Cavanagh."Además, la universalidad del Quijote está sobradamente reconocida porque todos hemos leído alguna vez algún fragmento de la obra o, por lo menos, nos podemos hacer una idea aproximada del significado de lo quijotesco", reconoció.Este año, en el que se cumple el cuarto centenario de la publicación de la obra cervantina y en el que, en consecuencia, proliferan los actos vinculados al Quijote, Cavanagh indicó que ha sido "todo un desafío" sacar adelante la muestra por el miedo que le producía la posibilidad de saturar al espectador."No obstante, los dibujos recopilados tienen una calidad indiscutible y ofrecen visiones renovadas de un personaje que uno nunca se cansa de contemplar", matizó.La exposición "Tras las huellas del Ingenioso Hidalgo" permanecerá en el Pabellón de Bellas Artes de la Universidad Católica Argentina hasta el próximo 4 de septiembre.