Domingo, 17 de enero de 2021

Patricia Cornwell niega estar obsesionada con Jack El Destripador

27/08/2005

Londres, 27 ago (EFE).- La escritora estadounidense Patricia Cornwell negó hoy mediante anuncios aparecidos en la prensa que está obsesionada con "Jack El Destripador", criminal de la época victoriana cuya verdadera identidad la autora investiga desde hace años.Cornwell, exitosa autora de novela policíaca, ha invertido mucho tiempo y más dinero en fundamentar su hipótesis de que el hombre que asesinó a varias prostitutas en el Londres del siglo XIX y que nunca fue atrapado era, en realidad, el artista inglés Walter Sickert.Para responder a las críticas de que está obsesionada con una teoría que la mayoría de expertos no comparten, Cornwell puso hoy dos anuncios a toda página en los periódicos "The Independent" y "The Guardian" en los que defiende su pesquisa."Lejos de ser una obsesión -asegura-, mi investigación ofrece una excelente oportunidad para aplicar los últimos avances de la ciencia a un caso antiguo y prominente, con la esperanza de poder aprender algo que nos permita resolver crímenes en los tiempos modernos".Cornwell publicó en el 2002 el libro "Retrato de un asesino, Jack El Destripador: Caso cerrado", en el que llega a la conclusión de que el misterioso criminal, que destripaba a sus víctimas, era el artista impresionista inglés.Pero muchos expertos han criticado sus teorías, incluido el escritor estadounidense Stephen Ryder, que las considera "muy inexactas".En los anuncios, por un valor de unos 15.000 euros cada uno, Cornwell defiende sus hallazgos y recuerda que su sospechoso estaba en Londres en el momento de los hechos y que existen cartas suyas y de "Jack El Destripador" escritas con el mismo tipo de papel.Sus detractores argumentan que las cartas presuntamente escritas por "El Destripador" eran falsificaciones.En el anuncio, la escritora pide que se continúe investigando el caso, que -reconoce- "no está cerrado en absoluto"."Teniendo esto presente, reto a mis detractores a que fundamenten sus ataques contra mis hallazgos con datos científicos, históricos y obtenidos de una investigación", escribe.Antes de despedirse, recuerda a sus lectores que la próxima entrega de su pesquisa se incluirá en un libro que se publicará "a principios del año próximo".Otras teorías sobre la identidad del asesino del barrio de Whitechapel (en el este de Londres) sostienen que era el duque de Clarence, miembro de la realeza británica; un médico o un carnicero, o incluso -con menos partidarios- el príncipe Alberto, marido de la reina Victoria.