LA PALABRA DEL DÍA

Por Ricardo Soca

ETIMOLOGÍA - ORIGEN DE LAS PALABRAS
Sábado, 01 de octubre de 2022

utopía

LA PALABRA DEL DÍA

Utopía: un lugar donde la gente vive en paz y perfecta armonía

utopía

En 1516, el humanista y político inglés Tomás Moro publicó un ensayo en latín titulado Libellus vere aureus nec minus salutaris quam festivus de optimo republicae statu de que nova insula Utopia, más conocido por Utopía, en el cual criticaba el sistema político británico del rey Enrique VIII y de todos los que regían en esa época en Europa.

En su obra, Moro describía con ese nombre una isla ideal en la que reinaba la paz y la armonía, y todos los seres humanos se realizaban como tales. Formó el nombre de la isla mediante la palabra griega topos ‘lugar’, a la que antepuso el prefijo privativo griego ou-, de modo que significaba algo así como ‘ningún lugar’ o ‘lugar inexistente’.

En el siglo xix, el filósofo marxista alemán Friedrich Engels (1820-1895) retomó esta palabra para designar los sistemas políticos ideados por los primeros socialistas, cuya concreción él juzgaba inviable en la práctica. Engels describió el socialismo utópico de Owen, Saint-Simon y Fourier, y lo contrapuso al socialismo científico, preconizado por Marx y por él.

Hoy usamos utopía para referirnos a un ‘sueño o proyecto que resulta irrealizable en la práctica’.

En oposición a utopía, surgió en la mitad del siglo XIX el concepto opuesto: distopía, que refiere a una sociedad ficticia e indeseable, caracterizada por la deshumanización, los cataclismas naturales, la banalización del crimen y el aumento de la pobreza, el crimen y la violencia. Stuart Mill expresó por primera vez este concepto en latín dystopiase, formada con el prefijo griego  δυσ- (dys-), que sugiere algo negativo o desagradable y utopía.

Si desea contribuir al sostén de este proyecto gratuito, le invitamos a consultar nuestra opción de micromecenazgo. Recibirá a cambio, diariamente en su correo electrónico, los textos completos de La Palabra del Día, sin anuncios.

EL MEDIEVALISMO DEL DÍA

focaria

De origen incierto, tal vez del latín focare ‘vejar’.

f. Mujer que vive con un clérigo.

Esta tal llaman focaria o grant puta por latyn. Canc. Baena, p. 531

PÍLDORAS DE LENGUAJE

¿La conjunción copulativa se escribe dentro o fuera de los signos de interrogación? P.ej., «Y ¿cómo estás?» o «¿Y cómo estás?». (Por otra parte, el sintagama «la conjunción copulativa» en la pregunta anterior, ¿está bien dentro de los signos de interrogación o debería ir fuera como los vocativos?).

La conjunción y se emplea con frecuencia como iniciador absoluto de diversos tipos de enunciados, sean estos declarativos, interrogativos o admirativos. En estos dos últimos, se incluye dentro de los respectivos signos de interrogación o admiración, justamente porque forman parte del enunciado que introducen: Y creí que llegarías temprano, pero ya ves. ¡Y qué alegría saberla tan feliz! ¿Y cómo estás?

En cuanto a la formulación de la primera pregunta, es correcta. El sintagma la conjunción copulativa es el sujeto de la oración interrogativa, por lo que lo más adecuado es que se escriba junto con el predicado dentro de los signos de interrogación.

EL LATÍN DEL DÍA

Dum vivimus, vivamus.

Mientras vivimos, vivamos.  Es decir mientras vivamos, disfrutemos la vida.

Fecha de envío: 
Martes, 25 de enero de 2022