Domingo, 17 de enero de 2021

El español se abre paso en las escuelas de Florida

30/08/2005

Aumenta enseñanza del español en escuelas de Florida, EEUU ¡No sólo en inglés! Sandra Rosado, maestra de cuarto grado, enseña español en la escuela elemental Perkins de Saint Petersburg, Florida, y de vez en cuando se pone firme cuando escucha que alguno de los chicos habla en inglés. "¡Nada de inglés!", les exige.Y sin dificultad alguna, los alumnos de 9 y 10 años siguen el resto de la clase hablando en español, reconociendo los nombres de las capitales centroamericanas y enriqueciendo su vocabulario en su segundo idioma.En una época de triste memoria, algunos maestros en Estados Unidos reprochaban indignados a los alumnos que hablaban español u otro idioma traído por los inmigrantes.Hoy, por el contrario, son muchos los estadounidenses que no se conforman con hablar únicamente el inglés.Amor por otro idiomaLa Florida, que en las últimas décadas ha recibido oleadas de inmigrantes latinoamericanos, es previsiblemente uno de los escenarios de esta transformación."El objetivo es infundir amor por un idioma mientras son niños, cuando todavía asumen riesgos en clase", explicó Rosado. "Poco a poco les vamos infundiendo confianza".Las lenguas extranjeras, que antes eran consideradas materia para la escuela secundaria o la universidad, se están popularizando en las escuelas elementales, dicen los expertos.Padres y maestros están promoviendo esta tendencia en sus escuelas, respaldados por investigaciones según las cuales los pequeños tienen mayor capacidad para aprender idiomas.Necesidad nacionalPero también se debe a un sentido de necesidad nacional, ya que el desconocimiento de otras lenguas en Estados Unidos ha amenazado la seguridad nacional y la competitividad comercial.Sin embargo, hay obstáculos en el camino."Existe la impresión en este país de que el inglés está bien y es suficiente para arreglárselas, y que los idiomas son solamente para los jóvenes de elite que van a la universidad", comentó Marty Abbott, director de educación en el Consejo Americano para la Enseñanza de Lenguas Extranjeras. "Eso es lo que estamos tratando de superar".Las escuelas también enfrentan una presión sin precedente por las leyes federales para elevar el nivel de calificaciones en matemáticas y lectura y, como consecuencia, algunas están dejando inadvertidamente de lado los idiomas, advierte un informe de la Asociación Nacional de Juntas Estatales de Educación.En general, no es fácil catalogar el nivel de los programas de idiomas en la escuela elemental. El Departamento de Educación no recolecta datos al respecto.Un estudio en 1997 del Centro de Lingüística Aplicada indicó una década de crecientes inscripciones en los cursos de idiomas en las escuelas elementales, pero todavía no hay cifras actualizadas.Mejor en la niñezDe todos modos, los expertos dicen que parecen estar aumentando las inscripciones a medida que se comprende que es mejor empezar de niño."Hay algo muy especial sobre el cerebro y la mente durante la niñez que los hacen adecuados para el desarrollo del lenguaje", dijo Susan Curtiss, profesora de lingüística en la Universidad de California en Los Angeles, UCLA.Mientras los niños de otros países suelen aprender inglés, francés u otro idioma junto con su lengua nativa, Curtiss dijo que Estados Unidos podría sumarse a esa norma introduciendo idiomas muy temprano "y no solamente juegos y canciones un par de veces por semana".El gobierno coincide. Debería estimularse el estudio de las lenguas extranjeras para todos los alumnos desde los primeros grados, según un informe dirigido por el Departamento de Defensa y apoyado por líderes del gobierno, la industria y la academia.Ejemplo de FloridaEn el condado de Pinellas, Florida, las clases diarias de español comienzan en jardín de infantes en la escuela elemental Perkins, una escuela codiciada por su orientación a las artes y los idiomas.Hacia fines de la primavera, la niña Emma Couture, de primer grado, había completado dos años de español en cursos en los que los maestros integraron el idioma con lecciones de geografía y ciencia.Emma dice que le agrada aprender sobre nuevas comidas y otros países, y habla en español con su hermana mayor Hannah."Regresó a casa de su primer día de clases diciendo ‘¡Hablo español!’", dijo la madre de las niñas, Wilma Norton. "Mis dos hijas podrían hablar fluidamente (el español) para cuando promedien la secundaria. Creo que va a darles toda clase de oportunidades".Influencia hispanaEl español sigue siendo el idioma dominante en las escuelas, reflejando una tendencia en la demografía estadounidense.Los hispanos son ahora la primera minoría en la nación, y el número de niños que habla en su casa otro idioma además del inglés se ha duplicado con creces desde el 2003. El francés, el alemán y el chino figuran entre otros idiomas ofrecidos, particularmente en las secundarias.Los estudios han demostrado que los niños que empiezan a aprender un segundo idioma temprano en su vida ganan mejor pronunciación, comprensión de la gramática y otros beneficios.Casey Whaley, alumno avanzado de la secundaria en el condado de Pinellas que empezó a aprender español en jardín de infantes, dijo que esos estudios le han ayudado con la gramática del inglés. El español nunca le pareció un añadido sino, según dijo, "pasó a convertirse en parte de mi vida".Pero agregar programas de idiomas a las escuelas elementales requiere dinero, maestros calificados y tiempo de instrucción, y los promotores de otras materias están compitiendo por los mismos recursos.En busca de expansiónEn Pinellas, la mayoría de las escuelas elementales no ofrece lenguas extranjeras, aunque el distrito busca una expansión.Mientras los idiomas no sean un factor clave para la evaluación de las escuelas, "no serán una prioridad", explica Jan Kucerik, supervisor de idiomas en el distrito.Pero hay un curso de idiomas en la elemental Perkins. En una clase de primer grado hace pocos meses, los niños aprendieron los nombres de peces en español mientras el maestro esgrimía un tiburón de juguete para interesarlos. En otra aula, a los alumnos de tercer grado les pedían que manifestaran su pensamiento en español.Mientras tanto en St. Petersburg, los estudiantes de la primaria de Campbell Park compartían una clase en español con los alumnos de la elemental Melrose por videoconferencia.Mientras los chicos de primer grado se veían entre sí en las pantallas de televisión, se hacían mutuamente preguntas sobre matemáticas en español. El modelo es uno de los modos en que el distrito espera expandir las clases de idiomas.Maria Schemel, maestra de jardín de infantes en Perkins, dijo que "necesitamos un compromiso permanente por los idiomas. Y si empezáramos con matemáticas recién en octavo grado, tampoco avanzaríamos mucho con matemáticas".