Sábado, 18 de noviembre de 2017

Vargas Llosa, en la cumbre de las letras

08/10/2010
NULL

NULL

La NaciónLa Academia Sueca lo galardonó por su «cartografía de las estructuras del poder y su reflejo agudo de la resistencia del individuo, de su revuelta y de su fracaso»; la vasta trayectoria del escritor peruano incluye más de 30 obras y otros destacados reconocimientos.Primero pensó que podía ser una broma y, luego, ante la constatación, se sorprendió. Así describió el escritor peruano Mario Vargas Llosa, de 74 años, el momento en que recibiò la noticia de que era el nuevo premio Nobel de Literatura.El escritor fue informado de la decisiòn de la Academia Sueca en los Estados Unidos, donde dicta durante este semestre clases en la Universidad de Princeton, sobre novela y la obra de Jorge Luis Borges.La Academia resaltó de la obra de Vargas Llosa «su cartografía de las estructuras del poder y sus mordaces imágenes de la resistencia individual, la revuelta y la derrota.» «Hace muchos años que yo estaba seguro de que no era candidato (...) de tal manera que la sorpresa ha sido total, tanto que esta mañana creí que podría ser una broma la llamada de ese señor que me dijo que era el secretario general de la Academia Sueca», relató ayer el escritor en una conferencia de prensa (ver aparte).Desde hacía tiempo, sin embargo, su nombre aparecía como posible candidato al Nobel. Aunque, este año, no ocupaba los primeros lugares en las especulaciones de periodistas, editores y críticos.Vargas Llosa nació en Arequipa, Perú, el 28 de marzo de 1936, en una familia de clase media y de antepasados españoles. Se convirtió en una figura importante durante el boom de la literatura latinoamericana en la década de 1960.A lo largo de su vasta trayectoria, que suma más de 30 obras, fue galardonado con varios premios, entre ellos los más importantes para la lengua española: el Príncipe de Asturias (1986) y el Cervantes (1994). Por su primer libro de relatos, Los jefes, obtuvo el Premio Leopoldo Alas (1959). En tanto por su segunda novela, La casa verde, que apareció en 1965, obtuvo el Premio Internacional Rómulo Gallegos, en 1967.Su escritura y su pensamiento además se han expandido en distintos géneros literarios como el teatro, el ensayo y las memorias. A lo que hay que sumar su intensa actividad periodística que ejerce en algunos de los más importantes periódicos del mundo, entre los que se cuenta LA NACION.«Soy un escritor, soy un ciudadano también, tengo ideas, valores, pero también tengo ideas políticas y cívicas», dijo ayer en una conferencia de prensa en Nueva York. La política estuvo siempre presente en la vida del escritor hasta llegar, en 1990, a presentarse como candidato a la presidencia de Perú, la cual perdió en segunda vuelta, contra Alberto Fujimori. El actual presidente de Perú, Alan García, quien fue rival político del escritor, dijo ayer sobre el premio Nobel: «Es un enorme día para el Perú, es un día de alegría, incluso para los que no comulgaban con Mario».En tanto, el hijo mayor del escritor, Alvaro Vargas Llosa, feliz y emocionado, expresó: «Nunca más tendré que responder a la tremebunda pregunta: '¿Por qué no le han dado el Premio Nobel a tu padre este año?'. En la familia estábamos algo cansados de pedir disculpas por el no reconocimiento».Célebres voces de todo el mundo, de los ámbitos literarios y políticos se alzaron ayer para felicitar y elogiar a Vargas Llosa. También estuvieron quienes, a pesar de no comulgar con sus ideas políticas, no dudaron en afirmar que sin duda se merecía el premio.