Viernes, 17 de noviembre de 2017

Vargas Llosa: el español gana
nuevos espacios

22/11/2010
NULL

NULL

AndinaEl escritor Mario Vargas Llosa, ganador del premio Nobel de Literatura 2010, destacó que el idioma español gana espacio en otros mundos lingüísticos como el inglés en Estados Unidos. «Creo que podemos jactarnos de tener una lengua que tiene un dinamismo extraordinario que va creciendo, que además va ganando cabeceras de playa en otros mundos lingüísticos», indicó al programa televisivo de Andrés Oppenheimer.En ese sentido, calificó como muy interesante el caso de los Estados Unidos, donde por lo menos hay cuarenta millones de hispanohablantes, y el español ya forma parte de la realidad lingüística de ese país, tal como lo aprecia en las calles neoyorquinas. «Ha ocurrido a través de una manera natural, a través de una presencia, de una comunidad enorme que no ha perdido su idioma, que lo ha conservado, adoptando el otro (el inglés), popularizando un bilingüismo que es hoy día una de las características más originales que tiene la cultura norteamericana», dijo.Por otra parte, señaló que el «envilecimiento del idioma» español en los medios de comunicación, no es culpa del periodismo ni de la televisión, sino de la educación, que ha permitido que la cultura general de la sociedad haya caído muchas veces en picada. «Si la educación es muy pobre, no se crea una conciencia crítica respecto al uso del idioma en una sociedad; la vulgaridad, la pobreza expresiva no sería aceptada en la televisión, en la radio, si no hubiera un público que no sólo la tolera, sino que muchas veces la desea», declaró.En ese sentido, rechazó cualquier intento de establecer códigos o normas de uso del idioma en los medios de comunicación, al calificarlo de muy peligroso, porque es un disfraz detrás del cual aparece siempre la censura, el control y la manipulación.«Vamos a mantener la libertad y si queremos resolver el problema vamos a sus raíces y vamos a tener programas educativos, que formen gentes con suficiente sensibilidad y cultura lingüística, como para no tolerar la vulgaridad, la pobreza expresiva de la que por desgracia hoy día adolecen tanto los medios de comunicación», expresó.De otro lado, el autor de La tía Julia y el escribidor, indicó que la Real Academia Española ha evolucionado de su política rigurosa y conservadora a una más liberal al aceptar el «enorme número de vocablos» procedentes de América Latina que ahora han sido incorporados a su diccionario. Asimismo, opinó que esta política más flexible se demuestra en el «enorme» diccionario de americanismos que acaba de publicar la Real Academia Española, en la que han colaborado todas las academias de la lengua española, desde las hispanoamericanas y las que existen en Estados Unidos y en Filipinas.«Antes pecaba de cierto conservadurismo, ahora más bien peca de un progresismo extremado y admite cualquier vocablo nuevo apenas empieza a circular antes de tener realmente una cierta perennidad», criticó. El autor de La fiesta del Chivo, indicó que el lenguaje es «una cosa viva», y expresó su conformidad a que se incorporen vocablos extranjeros como los anglicismos al idioma español, por el masivo uso que se le da.«Ahí también debe imperar también la democracia, si el pueblo determina que esa palabra expresa mejor aquella idea, esa palabra ya forma parte de nuestro idioma, tenemos derecho de apropiarnos, de incorporarla a nuestra lengua», afirmó.