Miércoles, 22 de noviembre de 2017

Usando el español para aprender
inglés en EE. UU.

30/05/2010
NULL

NULL

La OpiniónNicholas Carranza, un estudiante preescolar de 4 años, copió la palabra «tulipanes» en español en una hoja de papel decorada con flores que había dibujado y pintado para el Día de la Madre, celebrado el 10 de mayo pasado. Luego se dirigió a la auxiliar docente y le explicó en inglés por qué había elegido esos colores.Como uno de los 34 estudiantes de inglés, Nicholas hablaba principalmente español cuando ingresó al programa preescolar en la escuela primaria Almaden. Esta es la escuela del vecindario que presta servicios a una gran cantidad de estudiantes de familias inmigrantes latinas de bajos ingresos.El programa preescolar, llamado Sobrato Early Academic Literacy (SEAL) [Programa Preescolar Sobrato de Lectoescritura Inicial], es un programa piloto de cinco años diseñado para ayudar a cerrar la brecha en el desempeño académico entre los estudiantes latinos sin dominio del inglés y los estudiantes que sí lo dominan, para finales del tercer grado. A través de este programa se enseña a los estudiantes a fortalecer su lectoescritura en inglés y en español desde el nivel preescolar al tercer grado.Hoy Nicholas puede cambiar con fluidez entre el español y el inglés, tanto en la escuela como en el hogar.El objetivo de este programa es reducir la antigua brecha en el desempeño entre los hablantes de inglés y los estudiantes de inglés en las escuelas públicas de California.«Fortalecer la lectoescritura en el idioma del hogar ofrece un apoyo adicional para aprender inglés», explicó Laurie Olsen, creadora del modelo SEAL, que fue docente y realizó estudios de investigación en el sistema de escuelas públicas de California durante más de 40 años.Olsen señaló que la investigación indica que desarrollar un rico lenguaje oral y una sólida lectoescritura en el lenguaje del hogar sirve de apoyo para la adquisición de un segundo idioma, ya que las aptitudes de lenguaje son transferibles. Cuando los niños que hablan español ingresan al programa preescolar a los cuatro años de edad, ya adquirieron una comprensión básica de la estructura del idioma que se habla en su hogar, afirma. Por lo tanto, en vez de ignorar la existencia de los conocimientos del español que el niño ya ha adquirido, el modelo SEAL sirve de apoyo para continuar desarrollando en el aula una sólida lectoescritura en español y así poder transferir esas aptitudes al aprender inglés.Olsen también agrega que mantener dos idiomas puede fortalecer el desarrollo cognitivo de los estudiantes, lo que contribuye a mejores estrategias para la resolución de problemas y más flexibilidad en el cerebro para aprender cosas nuevas.En el salón de clases de Nicholas, el español es el idioma dominante. Durante el período de instrucción de tres horas, el español se usa durante dos tercios de la instrucción y el inglés se emplea el resto del tiempo; en este programa preescolar la maestra habla principalmente en español.Paula Acree, facilitadora del programa SEAL en la escuela primaria Almaden, señaló que las dos auxiliares docentes sólo hablan en inglés con los estudiantes para reforzar el concepto de que aprender inglés también es una parte importante de la clase.Hay libros disponibles en ambos idiomas y se exhiben textos bilingües en las paredes para garantizar que los estudiantes estén expuestos a ambos idiomas en un entorno estimulante y rico en textos.