Sábado, 18 de noviembre de 2017

Un nuevo fenómeno editorial: la crisis

26/04/2009
NULL

NULL

ExpansiónEspaña entera asiste atónita a un máster en Economía. Términos como deflación, estanflación, swaps o ráting se han convertido en cotidianos. Han entrado en las tertulias de cafetería, se discuten al elaborar las listas de la compra y han cambiado los ránkings de libros más vendidos.Los best seller de no ficción en España se asemejan más a un sesudo consejo de administración o a un foro económico que a un bohemio grupo de escritores. Harry Potter, los misterios de Ruiz Zafón o los folletines históricos de Dan Brown se hallan amedrentados ante el empuje editorial de Leopoldo Abadía o Alberto Recarte, los premios Nobel Krugman o Stiglitz, el especulador George Soros o el periodista Tim Harford.En tiempos de crisis se lee más, como demuestran los datos de evolución del sector editorial, que facturó en 2008 unos 3.000 millones de euros con un aumento del 13% en la edición de ejemplares. Y sobre todo se lee más sobre las finanzas. En el último año son muchas las empresas del sector que han reforzado o incluso han creado líneas específicas de empresa y economía. Hay un nuevo boom editorial que durará tanto como lo haga la crisis; y a tenor de los títulos publicados, parece que será bastante.La demanda de información era latente y la respuesta editorial fue a remolque. De hecho, muchos de los títulos hoy consagrados iniciaron su andadura en internet. El caso paradigmático es el del ex profesor del IESE Leopoldo Abadía y su Crisis Ninja, pero no es el único.El profesor Abadía se encuentra de nuevo en la carretera, en la intensa promoción de su libro. “Me ha sorprendido mucho el revuelo montado”, afirma al ser preguntado por las once ediciones de momento lanzadas. “Me estoy divirtiendo muchísimo porque empecé a escribir para mí, para entender las cosas. Se lo di a un amigo, él a otros tres y al poco me llegó al despacho como un artículo recomendado”. Después vino un blog, las apariciones en la televisión y, más tarde, el libro.Abadía ha hecho de la modestia una de sus señas de identidad y no duda en reconocer las cosas que no sabe. “Hay obras mucho mejores que la mía”, señala, “pero como escribí para entenderlo yo, lo entiende todo el mundo”. En su opinión, hay que hacer un esfuerzo “colectivo” en mejorar la divulgación de las cuestiones económicas. En los muchos actos públicos que realiza hay dos cuestiones que siempre le plantean: “¿Cuándo vamos a salir de ésta? y ¿dónde pongo mi dinero?”. Y una exigencia: “Pero explíquemelo que se entienda”. A lo primero Abadía responde que “cuando Dios quiera” y se ríe de los muchos pronósticos que se han hecho estos meses. A lo segundo, responde poco: “Puedo desgraciar a alguien con un mal consejo”, dice.Otro caso que también nació en la red es el del Informe Recarte. El primero de sus capítulos, el que analizaba al sector financiero, se colgó en la red en agosto y alcanzó rápidamente las 200.000 visitas. En su primera semana a la venta superó los 25.000 ejemplares. Hoy, con cuatro ediciones, llega a los 35.000. Recarte señala a este diario que está "muy sorprendido" por el éxito editorial, que cree que se basa en la “la inquietud y el desconcierto” que aqueja a la mayor parte de la población en un contexto de franco deterioro económico. Además, considera que “el mundo académico español está muy alejado del público”, que reclama hoy explicaciones en un momento en el que “llegaremos a cerca de los cinco millones de parados”.En su opinión, los éxitos editoriales en la materia económica están relacionados en saber cómo “tratar con el público”. “Me he quedado absolutamente asombrado de la demanda de conocimientos” que hay en la sociedad española en relación con la economía, señala Recarte, quien considera que en España no se ha hecho lo suficiente por explicar el origen del momento financiero actual.Entre las cuestiones que ha detectado que más interesan al público lector, destaca la facilidad “en crear y destruir dinero” del sistema actual, así como el método para realizar mediciones macro como el PIB, o la explicaciones en torno a que la crisis no es un hecho excepcional, sino que ya se ha producido en otras ocasiones.Las editoriales especializadas no quedan ajenas a todo este movimiento. Por ejemplo, Sergio Bulat, director de Empresa Activa, asegura que “notamos bastante competencia de otros sellos”, al mismo tiempo que mantienen un volumen de ventas estable de unos 25.000 ejemplares por título. Esta empresa es la que distribuye el clásico del género¿Quién se ha llevado mi queso?, que en una década ha vendido 46 millones de ejemplares en todo el mundo y en 2008 vendió unos 60.000 en España. La gran apuesta editorial de esta empresa es el siguiente título del mismo autor, Cimas y Valles, que entra en el terreno de la "fábula empresarial". En opinión de Bulat, en momentos de crisis no sólo se necesita conocer el cómo se ha llegado a ella, sino respuestas para salir adelante. De ahí que apueste por la fusión de títulos de autoayuda y gestión empresarial.De esa 'competencia' a la que aluden las editoriales especializadas da buena cuenta el movimiento realizado por Planeta. Desde su departamento de márketing destacan que han creado la línea Planeta-Empresa, en la que ya han insertado trece títulos, incluido Crisis, mentiras y grandes oportunidades, del profesor de Esade Carlos Torrecillo.Este departamento estima que la tirada media de un libro de economía ha pasado en uno año de 3.000/4.000 ejemplares a 15.000/20.000. "El lector está ávido de saber de la crisis y de las oportunidades que se generan; hay un mercado claro", añaden. Y destacan que uno de sus principales acicates es "lo democrático de la crisis", ya que inquieta a personas de toda clase y condición.Así, el fenómeno editorial tiene todos los visos de continuar los próximos años. Junto a nuevas reediciones de los economistas clásicos, son muchos los autores que incorporan su visión del momento. Es el caso de Ramón Tamames con La Crisis, cómo llegó y cómo salir de ella, lanzado con Expansión, José Luis Sampedro o George Soros. También se ha retomado el clásico Economía en una lección de Henry Hazlitt.Al mismo tiempo, proliferan manuales más prácticos. La Esfera de los libros lanzará en breve El economista en casa, del profesor del CEF Juan José Pintado; mientras, Espasa cosecha otro éxito con Factor K, de Aitor Zárate, que explica cómo pagar menos impuestos.Al mismo tiempo, los dos grandes triunfadores de este particular fenómeno, Recarte y Abadía, entre gira y gira, aseguran que lanzarán nuevos libros en breve. Ambos confían en que el interés por los asuntos económicos se mantenga con independencia de lo que ocurra con la crisis, aunque saben que han logrado coincidir con lo más granado de las letras gracias a la sensación de inestabilidad que se ha apoderado de la sociedad española.La preocupación por la economía copa las listas de ventas de no ficciónEn las principales listas de ventas de obras de no ficción se han hecho frecuentes la aparición de las obras de economía y empresa. 'La crisis Ninja' lidera la realizada por 'El Cultural' en los últimos días, tras 10 semanas a la venta, y es también la más vendida en Fnac.En El Corte Inglés se encarama al segundo puesto, sólo superada por la 'Historia de España: de los primeros pobladores a los Reyes Católicos', de César Vidal y Federico Jiménez Losantos. En la Casa del Libro, por su parte, entre los 10 más vendidos de la semana hay cuatro libros del ramo, un hecho inimaginable hace tan solo doce meses. Junto a la obra de Abadía está: 'Organízate con eficacia' de David Allen, 'El informe Recarte', y 'Cimas y Valles' de Spencer Johnson. 'El retorno de la economía de la depresión’ de Krugman y 'La lógica oculta de la vida' de Tim Harford también están destacados.