Lunes, 20 de noviembre de 2017

Tucumán se acerca a China mediante el idioma

10/09/2009
NULL

NULL

La Gaceta, de Tucumán (Argentina)Ni-jao, dice la profesora cuando llega al aula y los estudiantes responden del mismo modo e inclinan el cuerpo para hacer una reverencia. La situación se desarrolla en la Facultad de Filosofía y Letras, donde alrededor de 12 estudiantes toman clases de chino una vez a la semana.Aunque está permitido hablar el español, durante las clases las costumbres orientales cobran peso. Pese a que la profesora tiene sólo 24 años, los alumnos (algunos mayores de 50) usan el usted para dirigirse, como mandan las reglas protocolares de los países del este.El interés por la cultura oriental que le despertaron el yoga y algunas creencias budistas motivaron a Malena Villarreal, una estudiante de psicología que tiene 30 años, a estudiar el chino mandarín. «Siempre tuve curiosidad. Es una lengua completamente diferente y jamás encontré un lugar para estudiar. Cuando trabajaba en una empresa de telefonía móvil me tocaron clientes chinos que sabían poco inglés y pensé 'tengo que aprender' », cuenta la joven.Durante una pausa que hace la profesora Ching Wen Kao (oriunda de Taiwán) Zenaida Ginel, de 17 años, revela que quiere estudiar Ciencias Económicas en la universidad y que el chino puede ser importante para su futuro. «Ya sé inglés y creo que las empresas buscan ahora vínculos con China. Todo dice made in China y creo que eso marca una tendencia», sostiene.También Gabriel Muntaner, un abogado de 35 años, tiene la visión de que China será la próxima potencia mundial. «No creo que el chino llegue a ser como el inglés, pero sí que puede ser una segunda o tercera lengua muy importante para hacer contactos en el ámbito del comercio exterior», opina.En el pizarrón la profesora escribe los 37 símbolos fonéticos del chino y sus equivalentes en el sistema romano. «Para nosotros el español se habla al revés así que para ustedes debe ocurrir lo mismo. Lo que sí les resultará simple es que en chino no hay conjugaciones verbales; algunas palabras determinan el tiempo. Además, no hay diferencias de género en los adjetivos, como en el inglés», explica Kao, que no sólo tiene rasgos orientales sino también cierta tonada que quince años en Argentina no han podido borrar.UniversalCristina Trama de Moloy, de 63 años, y Manuel García, de veintisiete años, llegaron juntos a la clase. Ella es peinadora y él, cocinero de un bar. «Cristina me contó que iba a empezar el curso y me contagió su curiosidad. No conozco nada de su cultura así que también me gusta la idea», dijo.China tiene 56 provincias y aunque la lengua oficial es el chino mandarín, en el país más poblado del mundo se hablan más de cien dialectos.«Creo que es la próxima lengua universal. Política y económicamente China está ganando mucho poder. Soy una enamorada de los idiomas y me encantan los orientales. Estaba estudiando japonés pero me cambié a chino», comenta Daniela Ocon, una santiagueña que viene desde La Banda únicamente a tomar las clases. Daniela se decidió por estudiar chino porque cuando navegaba por internet escuchó a una banda de música taiwanesa que le gustó. «Son tres chicas; también protagonizan novelas. El grupo se llama 'She' y me volví una fanática», relata.«Ves la escritura y ya te desesperás. Creo que es un idioma muy difícil, más que el alemán pero creo que se puede aprender», dice Fátima Lescano. Ella asiste a clases junto a su sobrina Luz María, de 15 años, que considera fundamental comunicarse con la gente. «Siempre tuve la sensación que los chinos son muy fríos; conocer la lengua es un modo de entrar en ese mundo y entender su comportamiento», afirma la joven.Además de gramática, la profesora describe algunas costumbres con ayuda de libros, videos y fotografías que la embajada China donó a la facultad. «Allá los hombres no piropean a las mujeres como aquí, son muy reservados y no suelen expresar sus sentimientos. Las acciones valen más que las palabras. Tampoco se besan: cuando hay mucho afecto se saluda con un abrazo y se saluda con la mano o con una reverencia», revela, antes de despedirse de los alumnos.Como se dice....— Gracias = shiè — shié— Hola = ni — jao— Querido/a = Chin—ai—de— Te amo = wo—ai—ni— Beso = wen— Señor = shien—shem— Buenas noches = wan—an