Domingo, 19 de noviembre de 2017

Trampantojos deportivos de Ramón
Gómez de la Serna

22/04/2012
NULL

NULL

Jesús Castañón Rodríguez En 2012, se cumple el sexagésimo quinto aniversario de la primera edición de Trampantojos, original del escritor y periodista Ramón Gómez de la Serna. Este autor vanguardista, nacido en Madrid en 1881 y muerto en Buenos Aires en 1963, inventó la greguería, compuso obras de ensayo, biografía, novela y teatro y fue uno de los cuatro miembros extranjeros que formaron parte de la Academia Francesa del Humor, junto con Bontempelli, Charlie Chaplin y Pitigrilli. Practicó un humorismo reflexivo que buscaba una redefinición intemporal y bella de la realidad exterior, con una mirada en la que las metáforas comparan objetos dispares sin conexión lógica, las paradojas resaltan contradicciones y los acertijos, la reinterpretación de términos convencionales de la lengua común y los juegos de lenguaje son frecuentes. Trampantojos deportivos Trampantojos fue publicada en 1947, en Buenos Aires, en la editorial La Cuerda Floja e incluye numerosos dibujos del autor. Plantea un juego con el mundo y lleva a la literatura una técnica que se emplea en pintura, arquitectura y cine para crear ilusiones o efectos visuales. Esta singular mirada, con nueve ilustraciones del autor, fue aplicada al billar y a varias greguerías ilustradas que hacen referencia a la pelota del niño y a otras cuatro disciplinas deportivas: boxeo, ciclismo, esquí acuático y gimnasia. Según expone en el capítulo Billaristas, la sala de billares constituye un refugio de adolescencia, un ámbito sedante y filosófico, un limbo de penumbra agradable que sirve para escapar de la cara menos amable de la vida, pasar el rato y crear frases rodadas. Compara su ambiente con la gimnasia y la sala de esgrima, con el acuárium y hasta con una biblioteca en la que se aprende a ser competente y silencioso. Allí desarrolla un juego de perspectivas: el billarista se convierte en cazador o en tirador de circo gracias a las contorsiones que lleva a cabo para conseguir carambolas imposibles; la reposición de bolas en las mesas es generada por una gallina de huevos de marfil; las troneras devienen en pozos del pasado; la mesa se transforma en una cama para soñar con choques de ideas y levantarse con chichones pulidos y duros… Greguerías ilustradas acoge seis composiciones: la señora que lleva el balón de un niño en una red y parece que pasea un globo diseñado por los hermanos Montgolfier; el contraste cómico entre el árbitro de boxeo y el púgil vencedor al que levanta el brazo y el lamento de las niñas ante el uso tremendo que el boxeador da a la comba; el ciclista se parece a un mosquito en bicicleta y en la fórmula 020 ve una bicicleta; la tabla de esquí acuático conforma la locura de la gente en traje de baño; y la fórmula YYY se identifica con una tabla de ejercicios gimnásticos.EpílogoTrampantojos es un remanso de creatividad en el mundo del deporte y su lenguaje literario.Referencias bibliográficasCASTAÑÓN RODRÍGUEZ, Jesús: Humor a patadas. Gijón: Fútbol Asociados, 2002.FERNÁNDEZ ALMAGRO, Melchor: Ramón, ramonismo. Las terceras de ABC. Madrid: Prensa Española, 1976, pp. 212-216.GÓMEZ DE LA SERNA, Ramón: Trampantojos. Buenos Aires: La Cuerda Floja, 1947.RODRÍGUEZ DE LA FLOR, José Luis: Ramón Gómez de la Serna: pequeños relatos ilustrados. Madrid: Ediciones de la Torre, 1987.