Martes, 21 de noviembre de 2017

RAE reconoce el lenguaje del crimen
organizado

29/10/2010
NULL

NULL

La Jornada, Armando Tejera (Corresponsal en Madrid)La jerga de los narcos mexicanos, las palabras que usan desde los sicarios hasta los grandes jefes de la mafia, ya cuentan con el reconocimiento de los académicos de la lengua.Vocablos como levantón, plomear, ejecutar o pase –en sus acepciones narco– forman parte del nuevo corpus idiomático reconocido en el Diccionario de americanismos, que reúne el trabajo de una década y más de 70 mil entradas.La cultura del crimen organizado y los narcotraficantes mexicanos es un nuevo campo semántico que debemos conocer, explicó a La Jornada el director de la Academia Mexicana de la Lengua, José G. Moreno de Alba.En la sede de la Real Academia Española se presentó uno de los trabajos más ambiciosos de los años recientes.Publicado por Santillana, se trata del primer libro de consulta que reúne todos los vocablos, los giros, las acepciones y las entradas que se utilizan en América Latina.El libro recoge gran parte de la evolución y riqueza idiomática de toda la región, desde el Cono Sur hasta Estados Unidos.Es un diccionario descriptivo, no formativo, advirtió el coordinador del trabajo, el académico Humberto López Rivas.Incorporación de mexicanismosPor primera vez, un diccionario recoge la jerga de las mafias del narcotráfico en México y que, desde hace unos años, se ha hecho de uso común en ese país.Levantón, de uso sólo en México, significa "secuestro" cuya intención es diferente a la de pedir rescate económico; pase es "dosis de droga" o "aspiración de cocaína"; plomear se traduce como "disparar a alguien con un arma de fuego"; narcocorrido se define como "composición musical popular que narra historias relativas al narcotráfico y sus protagonistas para enaltecerlos".Moreno de Alba explicó las razones de los académicos para reconocer sin ningún tipo de dilema moral los giros, acepciones y vocablos de lo narco. «Creo que el crimen organizado no sólo revoluciona el idioma, revoluciona la vida de los ciudadanos, que es lo más grave. Lo de menos es el idioma. En este caso el crimen organizado, como cualquier otra organización, sea delictiva o no, tiene su propia jerga, su manera de expresarse y un diccionario completo debe ir estudiando esto».El periodismo, atinadamente, está dando a conocer estos términos, que son informativos y una manera de informarse con más precisión es usar las palabras que remiten a esas agrupaciones delictivas. Una sociedad que quiere estar bien informada necesita saber este tipo de vocabulario. Y si ahora, en la vida cotidiana, la delincuencia organizada es un ingrediente de los problemas, tenemos que conocerlo. Incluso ya forma parte de la literatura, de la música, de los corridos, etcétera. Ahí está, no hay que negarlo y es parte también de la lengua española.Moreno de Alba explicó que palabras como ejecutar, que en su definición original se refiere a la aniquilación de una persona después de un proceso judicial, en la cultura del narcotráfico este vocablo, de uso muy extendido, incluso en el habla popular y en los medios de comunicación, se utiliza en la acepción creada por los narcos. Ejecutar es básicamente "matar", "asesinar".El Diccionario de americanismos, que incorpora mexicanismos, como chingar, con sus giros: chingadera, chingón, etcétera, fue elaborado por las veintidós Academias de la Lengua durante los últimos diez años. Su precio en Europa será de 75 euros y en América de 75 dólares.