Martes, 21 de noviembre de 2017

Premio Nobel de Literatura a Jean-Marie Le Clézio

11/10/2008

Constanza Rojas y Maureen Lennon, El MercurioLas apuestas y predicciones, una vez más, fallaron. Claudio Magris, Philip Roth y Haruki Murakami eran algunos de los candidatos más potentes mencionados para ganar el Premio Nobel, pero quien finalmente obtuvo el galardón fue el francés Jean-Marie Le Clézio (68 años). "Es un autor de la ruptura, de la aventura poética y del éxtasis sensual. Explorador de la humanidad, dentro y fuera de la civilización dominante", destacó la Academia Sueca. El 10 de diciembre, Le Clézio recibirá 10 millones de coronas suecas (1,4 millones de dólares). "Estoy muy conmovido... Para un escritor es importante ser leído, recibir reacciones", reconoció el novelista y ensayista, quien confirmó su presencia para la entrega del premio.El nombre del ganador fue anunciado en un momento de tensión y desató una nueva polémica. Hace unos días, Horace Engdahl, secretario permanente de la Academia, acusó a la literatura estadounidence de "insular", alejada de las discusiones globales y señaló a Europa como el "centro del mundo literario". Esto desató la crítica de que el premio es una lucha política en lugar de una contienda literaria, lo que se potenció con la elección de Le Clézio: un francés reconocido como "ciudadano del mundo" pero en ocasiones cuestionado en su valor literario."Le Clézio es cosmopolita, un nómade. Pertenece a varias culturas y pasó largas etapas de su vida en otros lugares, no en Europa. Su escritura está claramente marcada por eso", dijo Engdahl. El escritor mismo ha reconocido sentirse un exiliado. Estuvo años en Nigeria, México y Panamá, y convivió con pueblos indígenas americanos. El secretario de la Academia, sin embargo, insiste en que es un ejemplo de la preponderancia de Europa en las letras: "Porque sus raíces están en la literatura francesa. La forma de Le Clézio de viajar es típica de los europeos cuando se identifican con culturas exóticas y las describen intensamente. El europeo quiere convertirse en el hombre universal".Con el triunfo de Le Clézio, Francia suma 14 galardonados con el Nobel, y América Latina cumple 18 años sin obtenerlo. Mario Vargas Llosa, el candidato más nombrado del continente, quedó nuevamente en lista de espera.Jean-Marie Le Clézio manifiesta en sus letras un rechazo por el pensamiento racionalista occidental, una preocupación por los asuntos ecológicos y por los conflictos culturales. Temas que van en plena concordancia con su historia de vida.Nació en Niza en 1940, pero la tradición de su familia se forjó en la Isla Mauricio. A los ocho años se instaló en Nigeria pues su padre fue médico durante la Segunda Guerra Mundial. "He crecido diciéndome que había otro lugar que encarnaba mi verdadera patria", expresó el escritor hace unos años. Realizó el servicio militar en México, donde vivió dos años; luego viajó a Panamá y conoció en la selva al pueblo indígena Embera. Se quedó a convivir con ellos por cuatro años (1970-1974). "Esa experiencia cambió toda mi vida, mis ideas, mi manera de ser con los otros, de andar, de comer, de dormir, de amar, y hasta de soñar", recuerda.Con su primera novela, "El atestado", escrita a los 23 años, obtuvo el importante premio "Renaudot". Luego recibió el galardón de la Academia Francesa por "Desierto" (1980) , y siempre ha mantenido la inclinación hacia mundos distintos al europeo. Su novela "Diego y Frida", que relata el romance del pintor Rivera y Kahlo, es un claro ejemplo de la influencia americana en su literatura, que luego se volcó a los temas infantiles. La Academia explica: "Ha avanzado cada vez más en una exploración del mundo de la niñez y de su propia historia familiar".