Viernes, 24 de noviembre de 2017

Portugal busca profesores de español

07/04/2009
NULL

NULL

ABCEl aumento del interés en aprender español por los alumnos de la enseñanza pública portuguesa ha dejado ese país prácticamente sin docentes y el Ministerio de Educación luso ha encontrado una solución envuelta en polémica. Para cubrir las plazas hasta el 2013 ha abierto un concurso para 220 personas en el que se pueden candidatar titulares de licenciaturas de una lengua extranjera con la variantes del español e incluso aquellos que tengan el Diploma Español de Lengua Extranjera (DELE), nivel C2, del Instituto Cervantes.Una decisión criticada por la Asociación Portuguesa de Profesores de Español como Lengua Extranjera (APPELE) que la considera «una profunda injusticia equiparar a colegas con titulaciones y caminos de formación muy diferentes». Además cree que es «inaceptable que un docente pueda dar lecciones sin garantías de ser suficientemente competente en la materia». Se pide la formación urgente de docentes de castellano para acompañar el crecimento continuo de alumnos.Medida transitoriaDesde el Ministerio de Educación aseguran que hay más horarios disponibles que profesores cualificados y por ello el Gobierno ha alargado el acceso al grupo a profesores con cualificación y formación científica. Tal y como ha explicado el secretario de Estado de Educación, Valter Lemos, «es una situación transitoria que se debe a una situación muy anormal: un crecimiento absolutamente increíble del Español y una enorme falta de profesores de este idioma».Los responsables de las universidades en donde se imparte formación para profesores de español se han mostrado receptivos a esta medida. «Se han comprometido a invertir más y formar más profesores en esta área y a abrir cursos para que profesores de otros idiomas puedan realizar la variante del español».Según la ministra de Educación, Maria de Lourdes Rodrigues, «el problema es de prioridades, no de lugar. Habrá plaza para todos y para cuantos más hubiese. Lamentablemente tenemos mucha falta de profesores. Nos quedamos com más de 600 horarios por ocupar en español».Haber llegado a esta situación se debe a la creciente búsqueda de la enseñanza del español en Portugal que ha pasado de tener poco más de cinco mil alumnos en el curso 2004/2005 a llegar prácticamente a los cincuenta mil en el presente curso. «Se esta progresión del número de alumnos continúa, tendremos 60 mil el próximo curso», avanza Valter Lemos. La posibilidad de cursar estudios superiores en España así como poder tener acceso al mercado laboral de nuestro país son dos de los princiapales motivos por los que los jóvenes portugueses deciden estudiar castellano. La Consejería de Educación de España en Portugal está preparando junto a las autoridades lusas la entrada del español como segundo idioma para los alumnos de seis años.