Viernes, 17 de noviembre de 2017

Plan para detección temprana de
trastornos del lenguaje

23/08/2011
NULL

NULL

El DíaEl Colegio de Fonoaudiólogos de La Plata, Argentina, a través de la Comisión de Lenguaje, realizará un nuevo curso de capacitación dirigido a médicos y residentes en la especialidad de pediatría El Colegio de Fonoaudiólogos de La Plata, a través de su Comisión de Lenguaje, realizará este jueves en el Hospital de Niños Sor María Ludovica un nuevo curso de capacitación dirigido a médicos y residentes en la especialidad de pediatría para que los profesionales puedan detectar tempranamente en los niños trastornos de comunicación y lenguaje, como retraso simple o dislalia (forma incorrecta de pronunciar fonemas), entre otros.La iniciativa —el primer encuentro fue en el Policlínico San Martín de la capital bonaerense— está orientada a aportar a los médicos las pautas necesarias que les permita un diagnóstico en los primeros años de vida y de esa manera derivar a los familiares en un tratamiento con fonoaudiólogos para revertir la problemática manifestada.«Estamos sorprendidos por la convocatoria de los médicos. Una consulta y una derivación a tiempo de un niño con dificultades para comunicarse o hablar puede evitar frustraciones y posibles dificultades en el aprendizaje. Es fundamental que los pediatras tengan toda las herramientas para diagnosticar esas dificultades», explicó María Silvia Cesaneli del Colegio de Fonoaudiólogos de La Plata.Pronunciar la 'r'La profesional aseguró que la inquietud surgió a partir de la preocupación manifestada por algunos pediatras sobre el aumento en la consulta de niños de cinco años o más con dificultades para pronunciar correctamente la «r», uno de los casos más habituales de dislalia. «El médico es fundamental para la detección del problema y hacia ellos está dirigida la capacitación de los fonoaudiólogos» agregaron en el Colegio que nuclea a los especialistas en fonoaudiología de la región.El colegio profesional tiene previsto extender los cursos a otros establecimientos de la salud -públicos y privados- y también a escuelas, para el asesoramiento de docentes que comparten con los niños varias horas del día y pueden advertir al enseñar dificultades derivadas de trastornos del habla, del lenguaje y de comunicación.