Lunes, 20 de noviembre de 2017

Paraty: Isabel Allende cautiva festival
literario brasileño

06/08/2010
NULL

NULL

Prensa Latina La escritora chilena Isabel Allende despliega aquí su aureola de novelista seductora de lectores, que la acompañan desde hace tres décadas sin perderle ni pie ni pisada ni hacer caso a cierta crítica que le resta a menudo méritos literarios. Anclada en el realismo mágico puesto en boga en los años sesenta, y para muchos agua pasada, Allende reivindicó su pertenencia absoluta a esa corriente literaria, en la cual navega a sus anchas, sostuvo, sin repetirse en ninguno de sus libros.«El realismo mágico consiste en aceptar que la vida tiene misterios. Estoy abierta a los sueños, las intuiciones, las coincidencias. Pero también he escrito historias realistas», argumentó como quien se defiende.Paraty, un pequeño poblado que se alza en la Costa Verde del espléndido litoral de Río de Janeiro, la acoge con calidez en su Fiesta Literaria Internacional, Flip, devenida surtidor de bienes del espíritu.En la época de la colonia fue uno de los puertos exportadores de oro más importantes del mundo. Hoy la riqueza que quiere difundir es de otra índole.La narradora chilena viajó no sólo para participar en la fiesta sino para presentar en ella su título más reciente, La isla bajo el mar, la historia de la mestiza Zarité, quien tuvo que luchar duramente para conquistar su libertad en medio de una sociedad de plantaciones, esclavista.Una historia en que ficción y datos reales se mezclan con los ingredientes que ella sabe esparcir para quien se acerque a sus libros y los lleve a una página tras otra sin abandonarlos.Así lo atestiguan los 50 millones de ejemplares vendidos en casi todo el planeta y las traducciones de sus obras a treinta idiomas, algo que en Chile, lejos de ser un mérito, se considera índice de esa escritura puramente comercial, típica de los best-sellers, asevera.«En Estados Unidos y en Europa no es ningún pecado que un escritor venda mucho, pero en Chile sí: cuando un autor es un best-seller, automáticamente consideran que su obra es de baja calidad», añadió como quien quisiera librarse de un molesto escozor interno.Instalada en Estados Unidos, donde reside en compañía de su esposo norteameicano, William Gordon, sus hijos y nietos, tal vez sea esa la razón principal por la que no quiera vivir en Chile, un país que lleva siempre en su corazón, contrapone.Isabel Allende es una de las estrellas de Paraty y no solo presentará su libro sino que disertará también sobre la literatura, sus procesos creativos, su experiencias cvomo escritora, en compañía de un grande de las letras, el indobritánico Salman Rudshie, Premio Nobel de Literatura, cuyos Versos satánicos desencadenadores de duros ataques y polémicas son ya una leyenda.Paraty recibe el baño bienhechor de la literatura, en un festejo abierto a todas las artes, que se extenderá hasta el domingo con homenajes al sociólogo y antropólogo brasileño Gilberto Freyre, al inmenso Carlos Drummond de Andrade y el recién fallecido José Saramago.