Jueves, 21 de septiembre de 2017

cariño

Vocablo proveniente del dialectal cariñar ‘echar de menos’, ‘sentir saudade o nostalgia’, que se derivó, a su vez, del latín carere ‘carecer’, significado que conserva hasta hoy en judeoespañol. Corominas rechaza la tesis del origen gallegoportugués, basado en que no existen registros de esta palabra anteriores al siglo XIX, además del hecho de que carinho significa ‘mimo’ o ‘caricia’ en portugués. En aragonés existe el verbo cariñar, con el significado de ‘sentir nostalgia’; en sardo (la lengua de Cerdeña) se encuentra el verbo carignare, de origen comprobadamente español, con el significado de ‘desear’, así como el sustantivo carignamentu ‘afecto’ y en el catalán de Mallorca, se emplea el verbo carinyar ‘acariciar’. Todo parece indicar que, a partir del significado original arriba indicado, ‘sentir añoranza’, carinho evolucionó en portugués y en mallorquín hacia ‘demostración de afecto’, y en Chile y en los países centroamericanos, hacia ‘obsequio’ o ‘regalo amistoso’. Sin embargo, este último sentido ya aparecía en Calderón de la Barca: Don Lope.-- Esto no es paga, sino cariño. Isabel.-- Por cariño, y no por paga, solamente la recibo. En el Quijote, cariño aparece varias veces, siempre con la denotación de ‘añorar’, como vemos en el siguiente ejemplo, en el que maese Pedro cree que el cariño y el hambre harán volver al mono que se le había escapado: --Ninguno nos lo podrá decir mejor que mi mono --dijo maese Pedro--, pero no habrá diablo que ahora le tome; aunque imagino que el cariño y la hambre le han de forzar a que me busque esta noche, y amanecerá Dios y verémonos.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

Ver otra palabra:

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.