SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

revancha


Entre los latinos, el verbo vindicare tuvo durante mucho tiempo el sentido de ‘reivindicar’ o ‘reclamar en juicio’. En Tácito, vindicare sibi prospera era ‘atribuirse éxito o prosperidad’ y para otros autores clásicos, también ‘liberar a alguien’. Pero fue Séneca quien lo empleó con la denotación de ‘vengar’: vindicare se ab aliquo ‘vengarse de alguien’.

En francés antiguo, ‘vengarse’ se decía venger y, más tarde, vencher, palabra a partir de la cual, en el siglo XIII, se formó revancher, con el mismo significado, y luego el sustantivo revanche ‘venganza’, que llegó al castellano hacia mediados del siglo XIX, aunque durante muchos años fue condenado como galicismo. Sin embargo, en inglés, una lengua con menos complejos de pureza, ya era empleada en el siglo XIV bajo la forma revenge.

Volvamos a los antiguos romanos: del verbo vindicare se formó en latín el sustantivo vindicta, que llegó al romance castellano como venganza y al italiano como vendetta.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: fornido

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios