SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

broquel


En nuestra lengua, hoy un broquel es un escudo pequeño de madera o de corcho; en forma más genérica, puede ser también un amparo o cobertura de defensa. En México, se emplea como nombre de un zarcillo.

Los romanos tenían la costumbre de colocar una cabeza humana con la boca abierta en el centro de sus escudos. Realizaban el trabajo en altorrelieve, y de la boca salía una punta con la que, al tiempo que se defendían, amenazaban a sus adversarios. Esa boca --en latín bucca- era llamada por el diminutivo buccula, que pasó al francés antiguo como bocle, y dio origen a bocler (bouclier en el francés actual) para denominar al escudo entero.

La palabra se registra por primera vez en nuestra lengua con su forma actual hacia el año 1300, en Gran Conquista de Ultramar, pero ya había aparecido un siglo antes en el Cantar de Mio Cid como bloca.

La interposición de una r ha sido históricamente común en nuestra lengua en la adquisición de vocablos franceses. Según Covarrubias (1611), esta r hace al español «más fuerte y varonil».


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: filatelia

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios