SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

núbil


Tal como ocurre hoy, las jóvenes romanas iban a sus bodas con la cabeza cubierta por un velo blanco y semitransparente, que simbolizaba su candor o inocencia.

El velo, que metafóricamente puede equipararse a una nube (en latín nubis), dio lugar en Roma a nubilis, que llegó a nuestra lengua bajo la forma núbil, para designar a las jóvenes casaderas.

Veamos un ejemplo del uso de este vocablo en unos versos del poeta chileno Fernando González Urízar:

Núbil aún, relámpago de un día,

oro tibio y secreto de mis ojos,

no por tener tu cuerpo me acostumbro

ni por dejarlo a solas se me olvida.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: gol

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios