SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

merino


Mucha gente cree que existe una raza de ovinos que se llama ‘merino’. En realidad, el Diccionario de la Academia se encarga de aclarar que ese adjetivo se aplica a cualquier res ovina que tenga “el hocico grueso y ancho, la nariz con arrugas transversas y la cabeza y las extremidades cubiertas, como todo el cuerpo, de lana muy fina, corta y rizada”.

La palabra se formó a partir del acusativo del antiguo español mairinus, derivado del latín majorinus ‘mayor’, adjetivo que en la Edad Media se aplicó también a las autoridades, en particular a los jueces que se ocupaban de temas vinculados con el uso de los pastos y la trashumancia de los ganados, algo que los jueces menores no podían hacer. Los jueces maiorinus eran designados directamente por el rey, a diferencia de los magistrados menores, que podían ser nombrados por autoridades delegadas.

Corominas menciona también la posibilidad de que, como nombre de un tipo de ovinos, pueda tener un origen diferente, tal vez el nombre de la tribu africana benimerines, de quienes los ganaderos peninsulares solían obtener ovejas berberiscas para mejorar las razas autóctonas.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: hincha

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios