SECCIONES

Buscador


Etimología: el origen de las palabras

alevosía


Se refiere a las precauciones especiales que toma un delincuente para cometer un delito contra otras personas, procurando no correr riesgos. En derecho penal, la alevosía es una circunstancia agravante.

La palabra proviene del árabe hispánico al’áyb y éste, del árabe clásico áyb, que significa ‘defecto, tacha o nota de infamia’. En español se utilizó inicialmente el adjetivo aleve, pero alevoso ya figuraba en el Cantar de Mio Cid (1140), mientras que alevosía apareció en los poemas de Berceo (1230-1250). Veamos alevoso en el Cid:

Martín Antolínez en pie se levantava: «¡Cala, alevoso boca sin verdat! Lo del león non se te deve olbidar; saliste por la puerta, metístete al coral [...]».


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: filatelia

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios