Buscador


Etimología: el origen de las palabras

embajada


Esta palabra denomina tanto el cargo de embajador como su residencia, sus oficinas y el conjunto de empleados que tiene a sus órdenes.

Voz de origen celta, como revela el vocablo anbótt ‘criada’ (en islandés antiguo). Esta palabra hizo un largo recorrido hasta llegar a nuestra lengua: fue tomada por el bajo latín ambactia ‘encargo’, de donde pasó al gótico andbahti ‘empleo’, ‘servicio’, luego al galo ambactus ‘servidor’, del que derivó a la lengua provenzal de Oc para formar ambaissar ‘cumplir un encargo’ y, luego, ambaissada ‘encargo’ y, más tarde, embajada. Debido al peso que la diplomacia francesa tuvo en Europa, el vocablo fue recogido también por varias lenguas europeas: el portugués formó embaixada; el inglés, embassy; el italiano, ambasciata, y, por supuesto, el francés, ambassade.

Algunos autores señalan un supuesto origen italiano, pero Corominas sólo admite la influencia semántica (en el significado) de esa lengua debido a la idea de ‘mensaje de un soberano’, surgida en las cortes italianas, principalmente en la de Venecia.


Estos textos ha sido extraídos de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.

 

Ver otra palabra: peripatético

 

Copyright 2002 / 2007 -Todos los textos publicados están registrados en nombre de Ricardo Soca, titular de los derechos de autor. Queda terminantemente prohibida y será perseguida judicialmente la reproducción por cualquier procedimiento, sea sobre papel o por medios digitales e Internet, y su uso en radio o televisión, así como cualquier otro procedimiento previsto en la Convención Universal de Derechos de Autor, que protege esta obra.

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2008 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios