Miércoles, 22 de noviembre de 2017

Ortografía: el obstáculo para la globalización del portugués

27/07/2008

La "globalización" de la lengua portuguesa, hablada en cuatro continentes, pasa por la unificación de su ortografía, que tarda en imponerse pese a un acuerdo logrado en 1991 y que Brasil será el primero en aplicar.Los ocho estados miembros de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), reunidos en una cumbre en Lisboa, se comprometieron a "actuar conjuntamente por la globalización efectiva de la lengua portuguesa", creando en especial "programas comunes de enseñanza del portugués". Pero este objetivo depende en gran medida de la unificación de la ortografía del portugués.Brasil, que tiene el 80% de los 230 millones de lusohablantes del mundo, se adelantó y decidió aplicar esta reforma ortográfica a partir de 2011 ó 2012. "Como actor importante en el plano internacional, Brasil necesita afirmar que la lengua portuguesa tiene vocación universal, pues podría convertirse eventualmente en una lengua de trabajo en la ONU", dijo el ministro portugués de Relaciones Exteriores."Al tomar el liderazgo en ese proceso, Brasil defiende sus intereses, que, en ese campo se corresponden exactamente con los de Portugal", agregó. La CPLP fue lanzada en 1996 por Portugal y seis de sus ex colonias: Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique y Sao Tomé y Principe. Timor oriental adhirió a la organización luego de su independencia, en 2002.El "acuerdo ortográfico", firmado en 1991 y que debía entrar en vigor tres años después, sólo fue ratificado hasta ahora por Brasil, Cabo Verde, el archipiélago de Sao Tomé y Principe y Portugal, y sigue siendo letra muerta.Para Brasil, principal potencia de la comunidad lusohablante, "no es necesario tener exactamente el mismo calendario. El acuerdo prevé que entre en vigor luego de tres ratificaciones. Estamos confiados en que los otros países nos acompañarán", afirmó el viernes el ministro brasileño de Educación Fernando Haddad.Angola aseguró a los países asociados que el proceso de ratificación sería "una de las prioridades" del nuevo parlamento que saldrá de las elecciones legislativas de septiembre próximo.Pese a las numerosas críticas de personalidades de la cultura, Portugal ratificó el acuerdo ortográfico en mayo, pero se da un plazo de seis años para aplicarlo. Al recibir el viernes el prestigioso premio Camoes de literatura lusófona, el gran novelista portugués Antonio Lobo Antunes afirmó que "no tiene opinión" sobre la reforma ortográfica, "pues no la conozco". "Continuaré escribiendo como lo he hecho hasta ahora", añadió.Según los lingüistas el acuerdo de 1991 debía modificar la grafía del 1,6% del vocabulario del portugués de Portugal frente a sólo 0,45% del de Brasil, y aumentar el alfabeto de 23 a 26 letras con la incorporación de las letras k y w. Según proyecciones basadas en la evolución demográfica de los ocho estados de la CPLP, el portugués será hablado en 2050 por 335 millones de personas.