Sábado, 18 de noviembre de 2017


Nuevo libro sobre jergas del español

15/11/2008
NULL

NULL

EFELa traductora mexicana Roxana Fitch presentó en Madrid su libro Jergas de habla hispana, un proyecto "vivo" que realiza con la ayuda de internet y con la pretensión de "retratar" el modo en que hablan los países hispano-parlantes.En el marco de un coloquio celebrado en la sede del Instituto de México, la autora explicó los pormenores de su trabajo autoeditado, en el que recopila más de 7.500 voces utilizadas en más de veinte países de Latinoamérica y en España.Fitch, acompañada por el filólogo español Alberto Gómez-Font, coordinador en la Agencia EFE de la Fundación del Español Urgente (Fundéu), y del periodista y escritor colombiano Daniel Samper, dijo que el origen del libro está en la misiva de una española, que le consultaba sobre la terminología de las telenovelas mexicanas.La traductora mexicana se dedicó a estudiar las posibilidades de internet y después consiguió formar un grupo amplio de colaboradores fijos u ocasionales que contribuyeron a formar su trabajo con términos utilizados en cada país.Ella misma editó e imprimió el libro hace dos años en Estados Unidos y ahora, en España, lleva a cabo contactos ante la posibilidad de llevar a la imprenta una segunda impresión del proyecto (www.jergasdehablahispana.org).Gómez-Font reconoció que en la Fundéu, que trabaja diariamente con el español hablado y escrito en todo el ámbito iberoamericano, la obra de Fitch es una herramienta de consulta "desde que la descubrimos".El coordinador de la Fundación del Español Urgente aseguró que es un "pecado mortal" que un proyecto de tal envergadura no tenga el apoyo de las instituciones y se comprometió a cooperar con la autora para buscar la forma de editar un trabajo que es -dijo- "esencial, necesario e importante".Daniel Samper, quien aseguró también que el trabajo de Fitch "merece" ser editado, explicó el origen de algunos términos y cómo algunas palabras consideradas americanismos son "viejas palabras castizas españolas que viajaron a América y allí se quedaron a vivir".Samper se refirió a los "coloquialismos insignes" o palabras identificadas con un país, como el "cuate" mexicano, el "pibe" o el "che" argentinos, o el "tío" de España.El libro de Fitch contiene palabras como `pendejo`, que en diferentes países puede referirse a una persona pueril, torpe o tímida, o "chota", "pasma" o "tomba" que en sendos países son utilizadas para referirse a la policía.Del mismo modo, la palabra "chiva" puede referirse a una mentira, una copia, algo bueno, una llamada de atención o de peligro, buena suerte, una prenda de vestir usada, o una bicicleta.Fitch, quien afirmó que hasta la Real Academia de la Lengua consulta su obra, cree que su trabajo "nunca va a morir porque el ingenio de los hispanohablantes es infinito".