Jueves, 24 de agosto de 2017

Una nueva presentación del DPD en línea, más completa

Los diccionarios digitales de la Academia tienen dos versiones, una en disco que es vendida a buen precio, y otra en línea, que es gratuita. El contenido de ambas es el mismo, pero las funciones de la versión gratuita son limitadas, presumiblemente por razones comerciales. Por esa razón, el profesor Franz Mayrhofer, del Gavilan College de California, puso una nueva versión en línea que cubre algunas de las carencias de la que ofrece la RAE.

No cabe duda de que el Diccionario Panhispánico de Dudas, más allá de la fantasía académica de presentarlo como obra panhispánica universal, es probablemente el trabajo trabajo más abarcante escrito hasta ahora. Es cierto que su enfoque general es peninsular, y que el trabajo, en general modesto, de las academias aparece apenas como los confites que adornan la obra, como pretexto que permite el empleo del adjetivo panhispánico. Ninguna de ellas cuestiona la recomendación de emplear güisqui y güisquería, engendros que jamás existieron en español antes de ser inventados por la Docta Casa de Madrid, por citar sólo un ejemplo.

Hay que reconocer a la Academia la generosidad con que puso el DPD a disposición de todos los hablantes en su sitio web, pero, aun así, es preciso observar las limitaciones que impone al usuario: el URL completo de un sitio nunca aparece en la línea de comando del navegador, que siempre muestra un inmutable http://www.rae.es, lo que impide poner vínculos en blogs y sitios web para enlazar una determinada entrada. Por la misma razón, jamás es posible ver la lista de entradas del diccionario (lemario).

Por otra parte, si alguien hace una consulta con algún error ortográfico, el DPD en línea se limita a advertir que esa palabra no está contenida en su texto, sin dar más pistas.

El periodista José Antonio Millán comenta que, puesto que es posible hacer directamente búsquedas en el Diccionario panhispánico y en el Diccionario de la RAE, «¿por qué no tener además un lemario de ambos en en línea?».

Millán observa que, en la consulta del DPD, por ejemplo, se lee la siguiente nota:

«Para obtener resultados, la palabra o tema buscados deben coincidir con el lema de alguno de los artículos contenidos en el diccionario, por lo que se recomienda seguir al máximo las orientaciones para la búsqueda.
¿No sería más sencillo tener en línea el lemario que fuera enlazando a cada una de las palabras? Por ejemplo:

a
ab initio
ab intestato
ab ovo

y así sucesivamente, hasta

zum»

La buena noticia es que ya existe una versión muy mejorada del DPD en línea, por iniciativa del hispanista Franz Mayrhofer, de Gavilan College de California. En ella es posible ver todo el lemario, tal como ocurre con las versiones por pago de los diccionarios digitales de la Academia, algo que la RAE podría haber hecho en su propia versión en línea, sin esa restricción impuesta por razones meramente comerciales, tan impropias de una academia que, por otra parte, ya está generosamente financiada.

Entrevistado por La Página del Idioma Español, el profesor Mayrhofer subrayó las bondades del DPD en papel: «Desde su publicación el Diccionario panhispánico de dudas de la Real Academia ha sido un recurso bastante útil para mí y mis alumnos, a pesar de las limitaciones de una versión impresa. Las cosas mejoraban un poco con la aparición de la versión en línea, en la página web de la Academia, pero todavía faltaba un mecanismo de búsqueda general, puesto que ni siquiera se ofrecía una lista de todas las palabras incluidas en la obra», expresó.

Cuando le preguntamos qué lo llevó a adoptar esta iniciativa, Mayrhofer se declaró seguidor de la versión en CD-Rom (o cederrón, como dice la Academia), «que ofrece no solo una lista completa de lemas sin también un buscador poderoso, y quería añadir las mismas herramientas al DPD».

«El "cuerpo" de nuestra versión en línea es idéntico al del de la Academia, solamente lo hemos aumentado con la lista de todos los lemas en orden alfabético, desde "a" hasta "zuriqués" y con un buscador avanzado: además de las consultas básicas se pueden realizar búsquedas dentro del texto de los artículos del diccionario. Ese método permite construcciones lógicas (todas las palabras, algunas palabras, exclusión de palabras), especificación de frases entre comillas y uso de comodines (?,*)», explicó Mayrhofer.

Para más detalles sobre la búsqueda avanzada, el docente sugiere ver "Consulta del diccionario" en la página http://hhh.gavilan.edu/fmayrhofer/spanish/RAEdpd/dpdI/html/consulta.htm#avanzada del Gavilan College.