Martes, 17 de octubre de 2017

Un diccionario botánico hispanoamericano

Un traductor mexicano necesita descubrir el nombre un vegetal que está en un texto en inglés, pero no sabe cuál es exactamente esa especie en castellano. Un importador alemán desea cotejar los precios de las mandarinas argentinas con la de sus similares españolas, pero no tiene cómo saber cuál es el nombre de la especie equivalente. La solución para estos dos problemas —y para muchos otros— está en este nuevo diccionario que presentamos, en el que se incluyen los nombres científicos (nomenclatura binominal) de 1.700 especies vegetales y sus equivalentes en el lenguaje común de los diversos países hispanohablantes, con sus respectivas variantes.

Ocurre con frecuencia que traductores, correctores, periodistas y aun botánicos, ingenieros agrónomos o jardineros no saben dónde encontrar el nombre común en español de una especie vegetal. Lo mismo sucede con los hombres de negocios: hay, por ejemplo, cientos de tipos de mandarinas con diferentes nombres locales, y si un europeo quiere comprar o vender debe saber exactamente cuál es la que desea. Para eso es indispensable conocer el nombre científico (nomenclatura binominal) que, a diferencia del común, no es ambiguo. Plátanos, o bananas, o cambures, o guineos, o dominicos hay muchos. En cambio, Musa acuminata Colla es única.

Ayudar a quienes necesiten identificar especies vegetales es el objetivo de este diccionario —en realidad, una base de datos— donde se indica con una marca entre paréntesis el país o los países en que una palabra se usa. Así, para Musa acuminata Colla tenemos banana, en Argentina; plátano, en Cuba, México y España; cambur, en Venezuela; guineo, en Cuba y México y dominico, también en México.

Usted puede buscar aquí los nombres comunes que no están en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE) u otros diccionarios de la lengua. Y sobre todo encontrar su nombre botánico, pues el DRAE se limita a dar la familia.

De las 3.000 especies que teníamos fichadas, hemos incluido en este Diccionario las 1.760 que contaban con nombre común en español.

Para la flora de la Península Ibérica nos hemos basado en Flora Ibérica. Para las demás regiones hispanohablantes, así como para la asignación de familias, en Germplasm Resources Information Network.

Ambos tienen la virtud de abarcar exhaustivamente la taxonomía botánica de sus respectivos ámbitos. El primero presenta la flora de la Península Ibérica —incluyendo las principales lenguas españolas, además del castellano: éuskaro, gallego, catalán— pero no incorporó las plantas ni los nombres de Iberoamérica, y no ofrece los nombres en inglés, que, mal que nos pese, son tan necesarios. El segundo es sin duda el más amplio de la red e incluye los principales idiomas, pero no lo trae todo en español.

La recopilación que ofrecemos aquí es —creemos— la más completa de la internet en castellano. Algunos nombres pueden requerir una corrección tipográfica y otros pueden ser incorporados. Usted puede participar, añadiendo corrigiendo nombre o especies mediante un mensaje a ricardo.bruno@gmail.com

Ricardo Bruno es argentino y vive en Buenos Aires, donde se desempeña como traductor, corrector de estilo y redactor publicitario.