02/11/2005

Biografía revive a autor de personajes inolvidables de Latinoamérica

Por Guillermo Tovar

Bogotá, 2 nov (EFE).- Una nueva biografía del poeta colombiano Rafael Pombo revive la memoria del autor que creó personajes inolvidables para varias generaciones de latinoamericanos como "Rin Rin Renacuajo", "La pobre viejecita" y "Simón el bobito".

La vida del escritor y poeta romántico, nacido en Bogotá en 1833 y fallecido en 1912, fue escrita por la investigadora Beatriz Helena Robledo, nacida en Manizales (Colombia) en 1958.

La escritora, que es profesora de literatura infantil en la Universidad Javeriana de Bogotá y tiene una maestría en literatura hispanoamericana, viajó esta semana a Chile para participar en la Feria del Libro de Santiago y en una entrevista con EFE explicó que su obra "La vida de un poeta" (Vergara, 315 páginas) es el resultado de dos años de investigaciones.

José Rafael de Pombo y Rebolledo, de familia de abolengo, era enjuto, flaco, pequeño, solterón, con unas gafas circulares, alérgico al polen y murió de un mal que le causaron las flores.

Fue coronado como poeta nacional el 20 de agosto de 1905 con una corona de oro en la fría y apartada Bogotá, engalanada como nunca antes para la ocasión.

"Aquí nunca se había coronado a nadie y menos en un país donde sonaban más las balas que los versos", afirmó la escritora.

Recordó que el día de la coronación llenaron su casa de coronas de flores, pese a su ruego de que no lo hicieran.

La idea de investigar a fondo la vida oculta de Pombo fue una propuesta de la editorial.

Pombo creía que las fábulas eran ideales para educar a los niños, pero el libro trata poco esas historias, ya que, según la autora, es lo que más se conoce.

Fue diplomático en Washington y contratado por la editorial Appleton, de Nueva York, para traducir al castellano versos tradicionales en inglés y de allí salieron "Cuentos morales para niños formales" (1854).

La autora de la biografía señaló que en esos tiempos "en toda América Latina se recitaban los cuentos. Hay testimonios hasta Argentina, pues Pombo tuvo renombre latinoamericano, pero fue especialmente conocido en el siglo pasado en lo que era la Gran Colombia" (Colombia, Ecuador y Venezuela)".

Por entonces, Bogotá era apodada por los visitantes la "Atenas Suramericana".

"Los extranjeros se sorprendían. Había un círculo de gente muy cultivada para ser un pueblo otrora atrasado y tan perdido en las montañas", declaró Robledo.

La obra de Pombo refleja también una crisis existencial, especialmente en poemas como "La hora de tinieblas", escrito en Nueva York cuando estuvo al borde del suicidio.

De Pombo es poco conocido un poema antiimperialista, "Los filibusteros", que critica el despojo del territorio de Panamá a Colombia a comienzos de siglo XX.

También escribió la letra de la ópera española "Florinda o la Eva del reino godo español", de José María Ponce de León (1880), y poemas de alto contenido romántico con el seudónimo de Edda, una poetisa que cautivó a muchas mujeres que desconocían que detrás de ese nombre se escondía un hombre.

Con todo, el hombre de letras es recordado por las generaciones que rondan el medio siglo de vida por su cuentos rimados para niños y algunos de sus personajes se recitan en el mundo iberoamericano, algunas veces sin saber su autor.

Personajes inolvidables como "el hijo de rana Rin Rin renacuajo", que "salió esta mañana muy tieso y muy majo" y "una pobre viejecita sin nadita que comer, sino carnes, frutas, dulces, tortas, huevos, pan y pez. Bebía caldo, chocolate, leche, vino, té y café y la pobre no encontraba qué comer ni qué beber".

Y "Pastorcita", "El Gato Bandido", "Mirringa Mirronga" y muchos más.

El próximo proyecto de Robledo no será histórico y se trata de una novela.

Ayúdenos a sostener este proyecto

¡Recomiende este boletín a sus amigos!
Curso online

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2014 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios