19/04/2010

Los culebrones enriquecen y difunden el
español

Un estudio elaborado por la Academia Norteamericana de la Lengua española reveló que las telenovelas contribuyen al enriquecimiento y a la difusión de este idioma, instando a su aprendizaje en países como Hungría, Grecia, Italia, Israel e incluso Rusia. Un mérito que goza del beneplácito de prestigiosas instituciones como la Real Academia Española o la Fundación para el Español Urgente (Fundéu), que ven en los culebrones a un excelente aliado para promover el buen uso del español.


Sabrina Gelman, El Imparcial

Podría decirse que la versión contemporánea de las novelas de caballería e incluso los cuentos de hadas son las telenovelas. Por lo menos así se perciben al otro lado del Atlántico, donde este fenómeno televisivo está profundamente arraigado en la cultura popular latinoamericana desde hace casi medio siglo, a tal punto que tiene la denominación de «calidad de exportación».

Culebrones como ’Cristal’, ’Los ricos también lloran’, ’Betty la fea’ o ’Pasión de gavilanes’, han cruzado las fronteras americanas para diseminar por Europa, Asia, África u Oriente Medio, sus melosos argumentos de amores imposibles entre heroínas sufridas y galanes almidonados, haciendo que millones de telespectadores,- en su mayoría mujeres-, se peguen durante una hora a la pantalla del televisor para ver qué «jugarreta» le deparará el destino a ’Cristina y Luis Alfredo’, ’Mariana y Luís Alberto’, ’Beatriz y Armando’, o ’Norma y Juan’; aún cuando desde el primer capítulo se sabe que la historia acabará en boda con la palabra «Fin» y una melodiosa instrumental, al mejor estilo Richard Clayderman como telón de fondo.

Pese a la innegable cursilería que destila las telenovelas es incuestionable que éstas han desempañado un papel fundamental en la difusión y promoción del español. Una premisa que defendió el secretario de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, Jorge Ignacio Covarrubias en el V Congreso de Lengua Española que se realizó el pasado mes de marzo en la ciudad chilena de Valparaiso. Para Covarrubias en los países de habla hispana estas producciones «ayudan a enriquecer, a ampliar el vocabulario, a hacer que los hispanohablantes conozcan otras maneras de decir las cosas y, en definitiva, a favorecer la comunicación».

Asimismo confesó que decidió profundizar sobre el tema, luego de escuchar al ex subdirector de la Real Academia Española Gregorio Salvador, afirmar que «las telenovelas son algo extraordinariamente beneficioso para el mantenimiento del español» y que «los culebrones (como las llaman en España) pueden hacer mucho más por el idioma castellano que, por ejemplo, una reunión de academias».

Sin embargo, este fenómeno no va sólo del mejoramiento del español sino también de despertar la curiosidad de los no hispano parlantes hacia su aprendizaje.

La escritora de origen cubano, Delia Fiallo, cuya telenovela ’Kassandra’ llegó a difundirse en 128 países, obteniendo así un récord Guinness que la situó como el culebrón más visto del mundo, comentó cómo en un viaje familiar a Grecia una joven húngara les habló en español.

La chica les confesó que aprendió el idioma «por una telenovela, 'Kassandra'». Fiallo recordó que la muchacha les dijo en un perfecto castellano que »se había interesado por aprender español por mi novela».

Este culebrón que narra la historia de amor entre una gitana y un joven de familia pudiente, ha reclutado un enorme séquito de admiradores, en especial dentro de la región de los Balcanes, debido a que su transmisión coincidió con un período amargo de su historia, marcado por el conflicto étnico en Bosnia-Herzegovina. «Se cuenta que cuando estaban los combates en Sarajevo, había una especie de tregua informal a la hora de la telenovela», agrega Covarrubias.

Otra caso similar es el de la telenovela argentina 'Perla negra', que desarrollaba una trama de amor y venganza que causó furor nada más y nada menos que en Israel, gracias a que su personaje principal era una chica de origen judío. Un factor que convirtió a su protagonista, la actriz Andrea del Boca, en toda una sensación en Tierra Santa e incluso llegó a prestar su imagen para promover el turismo latinoamericano en ese país.

Por lo que no es extraño escuchar palabras coloquiales latinoamericanas como «chévere», «bacán» o «chido» en ciudades como Tel- Aviv, Zagreb, Moscú e incluso Bangkok, en donde la cantante mexicana Thalía es todo un icono a causa de la telenovela 'Marimar'.

En este sentido, Venezuela y México podrían considerarse como los reyes indiscutibles de los culebrones al lograr exportar un promedio de 100 y 120 dramáticos, respectivamente. No obstante la cadena hispana estadounidense Telemundo y su concepto de la telenovela «Made in Miami» le pisa los talones con un total de 87.

De acuerdo con las investigaciones realizadas por el secretario de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, a principios de año producciones como ’La fea más bella’, ’Tierra de pasiones’ y ’Dame chocolate’ se transmitían en Azerbaiyán, ’Gata Salvaje’ en Armenia, ’Destilando amor’, ’Marina’ y ’Heridas de amor’ en Bosnia y ’Luna la heredera’, ’Rubí’ y ’Sos mi vida’ en Bulgaria.

Lo más curioso, según Ignacio Cobarrubias, es que ya existen en Ucrania, Eslovenia, Lituania y Estados Unidos, portales de internet dedicados a las telenovelas latinoamericanas. Asimismo, explicó que en países como Albania se impuso la moda de poner nombres de personajes de culebrones a los recién nacidos.

Aún cuando este género televisivo tiene tantos admiradores como detractores que se mofan de él, no cabe duda que posee el valioso mérito de llevar la lengua de Cervantes en cada rincón del planeta.

Ayúdenos a sostener este proyecto

ediciones anteriores

La Palabra del día

Aventúrate en los fascinantes secretos del lenguaje. Recibe diariamente en tu correo una palabra de nuestra lengua con su significado, su origen e historia, así como las noticias del idioma español.

 
¡Recomiende este boletín a sus amigos!

Buscador

Curso online

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2014 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios