23/03/2010

A veces no conviene comunicarse por correo
electrónico

Joe Sharkey, New York Times (texto traducido por Google y ajustado por un traductor humano).

Con los emotíconos, el que escribe se propone «representar una expresión facial de una forma que el texto puro no logra transmitir», dice entrada del diccionario Webster's online sobre estos símbolos tipográficos que hoy forman parte de muchos mensajes de correo electrónico.

Los emotíconos pueden funcionar en las comunicaciones personales, pero G. Lents, el presidente de Bryan Cave, una importante firma internacional de abogados, expresó que no le gusta verlos en las comunicaciones empresariales. Si uno depende de un dibujito de una cara sonriente para comunicar una idea a un cliente o a un colega distante, probablemente sería mejor alejarse del teclado, tomar un avión y comunicarse en persona, suele decirles a los jóvenes abogados de su empresa. Sobre todo, si la comunicación implica alguna forma de controversia.

«Nunca se debe discutir un desacuerdo por medios electrónicos», manifiesta Lents. «Si ustedes tienen que discutir algo con alguien, seguramente no querrán hacerlo por correo electrónico, y es posible que ni siquiera deban hacerlo por teléfono, sino cara a cara», precisó.

Es cierto que este tipo de asesoramiento le puede costar dinero a la compañía, en un momento en que casi todas están sopesando cuidadosamente los costos y los beneficios de los viajes de negocios, pero también refleja una sutil brecha cultural entre aquellos que pasaron sus carreras profesionales viajando, y los empleados jóvenes, que se sienten más cómodos con las comunicaciones electrónicas, ya sea por correo electrónico o, cada vez más, en videoconferencias.

Lents, de 60 años, abogado, que se inició en las fusiones de ritmo rápido y las adquisiciones sobre el terreno, dijo que es un firme creyente en la tecnología de las comunicaciones. Su utilización criteriosa puede ahorrar algunos viajes de negocios, dijo, y también puede hacer el tiempo más productivo durante largas horas en los aeropuertos.

«No hay duda de que viajar en estos días es más difícil de lo que solía ser», dijo. «Es menos previsible, en parte debido al impacto de las medidas de seguridad, y también porque las compañías aéreas han recortado sus horarios y uno depende más de la meteorología o de las demoras mecánicas. Y sobre todo, por el hecho de que uno tiene menos opciones».

[...]

«Ese es un mensaje importante que puede no parecer natural a muchos funcionarios jóvenes, que han crecido viviendo buena parte de sus comunicaciones con mensajes de texto y de correo electrónico», admitió Lents. «Les digo a nuestros jóvenes abogados, que si esperan tener una interacción difícil con un colega o con un cliente, será mejor hacerlo cara a cara, porque de esa forma se puede leer el lenguaje corporal y otras señales sociales.».

«En los mensajes de texto y de correo electrónico, e incluso en videoconferencias, no siempre es posible medir la reacción del interlocutor y, a veces, las cosas pueden ser mal interpretadas, o pueden llegar a un nivel de gravedad inesperado», añadió. «En persona, en cambio, uno puede ver cuando una persona reacciona de una manera que usted no esperaba. Entonces, puede parar, averiguar qué está pasando, y adaptarse».

Ayúdenos a sostener este proyecto

ediciones anteriores

La Palabra del día

Aventúrate en los fascinantes secretos del lenguaje. Recibe diariamente en tu correo una palabra de nuestra lengua con su significado, su origen e historia, así como las noticias del idioma español.

 
¡Recomiende este boletín a sus amigos!

Buscador

Curso online

Asociación Cultural Antonio de Nebrija - © 1996-2014 - Derechos Reservados / Editor: Ricardo Soca

Valid CSS! Valid XHTML 1.0!
Design by: Quarter Studios