Sábado, 18 de noviembre de 2017

Revelan que hay 7.106 lenguas en el mundo

30/11/2015

En el planeta Tierra hay un total de 7.106 lenguas, revela la organización SIL International en su informe <i>El etnólogo: lenguas del mundo</i>. De ellas, 4.672 mantienen niveles aceptables de vitalidad, pero 2.434 están en franco retroceso, y algunas, incluso al borde de la extinción por la pérdida sostenida de hablantes.

La cuestión entre tantas lenguas es ¿cuáles son las más habladas?, ¿en qué países se concentran una mayor diversidad de lenguas?, y ¿en cuáles menos?

Sin ninguna duda, el chino es la lengua que más hablantes tiene. Incluyendo todas sus vertientes, hasta un total de 1.197 millones de personas hablan esta lengua oriental. Evidentemente, los más de mil millones de habitantes que hay en China es un factor fundamental. Después va el español, con 414 millones, y tercero el inglés, con 335.  El resto del top 10 está compuesto por el hindi (260 millones), el árabe (237), el portugués (203), el bengalí (193), el ruso (167), el japonés (122), y el javanés (84). Entre todos ellos concentran un 40% de la población mundial.

El país que más lenguas concentra es Papúa Nueva Guinea, en donde convergen 838 idiomas. Los siguientes de la lista son Indonesia, con (707), Nigeria (529), India (454), Estados Unidos (420), China (301), México (288), Camerún (281), Australia (244) y Brasil (228). En el polo opuesto se encuentra el país más hermético del mundo: Corea del Norte. La República Democrática de Corea solo tiene una lengua. Su vecino del sur, tres, las mismas que Haití. La segunda que menos es Islandia, con dos. El resto son Bahamas, con cuatro lenguas, Cuba (cinco), Irlanda (cinco), Jamaica (siete), República Dominicana (ocho) y Portugal (10).

En México conviven 288 idiomas, siendo el país latinoamericano más heterogéneo lingüísticamente hablando. El segundo es Brasil, con 228 y el tercero Perú, con 94.  En América Latina existen una gran cantidad de comunidades indígenas que hablan sus propios idiomas. Pero solo unos pocos países están cerca de ser monobilingües, como Haití o Cuba. En muchos otros, como Perú, Colombia, Venezuela y, sobre todo, México y Brasil, hay una gran riqueza y variedad cultural ­­incluyendo muchos pueblos aborígenes­­ lo que se traduce en una amplia diversidad de lenguas.