Martes, 21 de noviembre de 2017

Criptofasia: el lenguaje secreto de los hermanos gemelos

05/05/2015
John Erik Jordan

 

Babbel

 

Las gemelas Grace y Virginia Kennedy crecieron en San Diego, California, en los años setenta.  A los seis años, no podían hablar inglés, pero hablaban entre sí en un lenguaje aparentemente complejo y que era incomprensible para todos los demás. En ese momento, sus padres buscaron ayuda profesional. Lo que encontraron causó sensación en los medios de comunicación, lo que provocó titulares del tipo de "gemelas inventan lenguaje propio".

Los lingüistas estaban fascinados por estas dos pequeñas sabias y, como los antropólogos cuando estudian una cultura indígena, comenzaron a investigar las reglas de acceso al lenguaje Grace y Virginia, una comunidad lingüística de solo dos hablantes. Después de estudiarlas cuidadosamente, surgió una historia diferente: eran dos niñas muy aisladas que sufrían de falta de estímulos mentales y de contacto social. En la primera infancia les habían diagnosticado erróneamente deficiencia mental (más tarde se descubrió que tenían un cociente intelectual normal), nunca las inscribieron en la escuela y rara vez salieron de su casa. La mayor parte del tiempo fueron criadas por una abuela que rara vez hablaba con ellas y ¡solo lo hacía en alemán!

Privados de atención por parte de los adultos y sin la la compañía de otros niños, ni de información sobre el mundo exterior, el lenguaje inventado por Grace y Virginia les llenaba un gran vacío.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que esa lengua, que aparentaba tener una construcción ingeniosa, no era más que una mezcla de palabras en inglés, mal pronunciadas y sin una gramática ni una sintaxis coherentes. Con la ayuda de terapeutas del habla, las niñas finalmente aprendieron a hablar inglés, pero nunca con la fluidez de los niños de su edad ni de manera que pudieran integrarse plenamente a la sociedad.

Afortunadamente, la mayoría de los gemelos se salvan de este destino trágico, puesto que están suficientemente expuestos a su lengua materna, la cual va a predominar sobre el habla de los gemelos. El habla de los gemelos no tiene la complejidad necesaria para funcionar en el mundo exterior y, por eso, la mayoría de los gemelos criptofásicos tiende a abandonar su "lengua secreta a eso de los tres años de edad.

Criptofasia

El lenguaje secreto de las hermanas Kennedy probablemente no habría evolucionado si ellas no hubieran sido gemelas. El habla "secreta" de los gemelos no es rara. Este fenómeno, llamado criptofasia, es un lenguaje desarrollado por gemelos en la primera infancia y hablado solo por ellos.

La mayoría de los jóvenes crea códigos y jergas para comunicarse secretamente delante de los adultos. Como los gemelos pasan mucho tiempo juntos desde su nacimiento y presentan un desarrollo de lenguaje afinado entre sí, son particularmente susceptibles a inventar un lenguaje propio que excluye a los demás. Se cree que la criptofasia  ocurre en casi la mitad de los gemelos (idénticos o no).

Un análisis más profundo revela que, en casi todos los casos, la criptofasia consiste en una pronunciación errónea de la lengua materna en niños de entre uno o dos años, o sea, que todavía no han adquirido plenamente el lenguaje. Si bien a esa edad esto ocurre también con otros niños, como los gemelos se pueden entender, tenderán a fortalecer esos errores si no oyen en su entorno la lengua materna. En casos excepcionales, como el de las hermanas Kennedy, el habla de los gemelos puede desarrollarse más de lo común, y en detrimento de la lengua materna.