Sábado, 18 de noviembre de 2017

Diccionario básico para moverse por España

11/02/2015
Tamara Ojeda, Gonzoo

Salir al extranjero y manejarse bien con el idioma es, la mayoría de las veces, un gran problema. Pero dentro de España también tenemos mucha variedad cultural y lingüística, por lo que no es de extrañar que te quedes con la boca abierta al escuchar alguna de estas palabras o expresiones.

Empezamos el recorrido. Si estás por Sevilla y decides comprarte unas zapatillas de deporte tendrás que pedir unos 'botines'. Tranquilo que no te van a dar unas botas de caña baja. También en Andalucía puedes utilizar el término 'tenis', que también se emplea en Canarias, y si estás en Murcia puedes decir 'bambos'. En su forma femenina, 'bambas', conocerás las zapatillas deportivas en Cataluña y Valencia, mientras que si utilizas la palabra 'playeras', serás entendido en zonas del norte de España. Utilizar el término 'zapatillas', eliminando el apellido 'de deporte', es muy frecuente en Madrid y La Mancha.

No abandonamos los pies. Si en vez de zapatillas deportivas lo que buscas son unas chancletas, también tendrás que tener en cuenta dónde te encuentres. En Canarias, lo mejor es que pidas tu calzado como 'cholas' y que abandones la palabra chancleta y utilices chancla en el resto de  España. Si quieres hacerte el internacional, puedes utilizar la palabra inglesa 'Flip-Flops', que desde hace unos años se utiliza también en España, sobre todo en zonas costeras con bastantes turistas. 

 

La 'guagua'

A la hora de montar en autobús, también tendrás que conocer bien la palabra 'guagua' si estás en Canarias, porque si no te suena de nada puedes quedarte un poco confundido. Pero no es la única excepción. En Huelva tendrás que utilizar la palabra 'camioneta', 'trole' en Pontevedra, 'camión' en Málaga, 'urbano' en Vitoria o 'tusa' en Badalona. 

 

El 'zurito' y el 'marianito'

A la hora de pedir una bebida en un bar, tampoco te lo pondrán fácil. Si lo que quieres es pedir un vasito de cerveza en el País Vasco, utiliza la palabra 'zurito', y si quieres un vermú, llámalo 'marianito'. En España, en general, los tamaños de la llamada caña pueden variar mucho dependiendo del bar en el que entres. Mientras que en algunos te servirán un vaso pequeño, de unos 20 cl, en otros podrás tomarte una copa de unos 35 cl. Sí, y a todo se le llama caña. En algunos lugares puedes utilizar la palabra corto para pedir un vaso chato de cerveza, pero no siempre te entenderán.

Si lo que quieres es un vaso más grande, ya sea de cerveza o de cualquier otro combinado, lo que vas buscando es un vaso de casi un litro que también se llama de forma muy diferente dependiendo de dónde estés en España. Mientras que en el País Vasco se llama 'katxi', un poco más abajo, por Castilla León podrás decir 'cachi'. En Madrid no te entenderán por 'cachi' y tendrás que utilizar la palabra 'mini', mientras que en Extremadura lo suyo es que pidas 'macetas'. 

Terminamos el pequeño repaso por el pan. En España, dependiendo de la región en la que te encuentres, podrás elegir entre una variedad mayor o menos de tipos de panes. Una simple barra de pan puede llamarse pistola en Madrid, Manolete en Cádiz, o barra de cuarto en Valencia.