Jueves, 23 de noviembre de 2017

Lenguas indígenas en peligro de desaparición en México

03/12/2014

Las lenguas originarias mexicanas tienen casi siete millones de hablantes

El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) informó a la Cámara de Diputados de México que, como resultado de las políticas de homogeneización lingüística y cultural, la totalidad de los idiomas originarios enfrentan el riesgo de desplazamiento, sustitución o desaparición.

Además, la entidad alertó que la Encuesta Intercensal que se realizará en 2015 es muy limitada para proporcionar información sobre los hablantes de lenguas indígenas, pues solo permitirá hacer estimaciones generales sobre la población del país.

La encuesta, precisó, no cubre las localidades con población indígena. Recomendó aplicar un método censal cuya exhaustividad en el empadronamiento permita generar información estadística desagregada para muy pequeñas unidades geográficas y para todos los grupos de población, en particular de los indígenas.

Estos datos fueron la respuesta de Inali a un dictamen con punto de acuerdo de la Cámara de Diputados, donde se le pidió actualizar las cifras de hablantes en lenguas indígenas, así como adoptar e instrumentar las políticas públicas necesarias a favor de los derechos lingüísticos de sus comunidades.

Conforme al documento, publicado en la Gaceta Parlamentaria, el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas indicó que de acuerdo con el Censo General de Población y Vivienda 2010 y Proinali 2013-2018, en la actualidad hay 15.7 millones de indígenas, de los cuales 6.9 millones hablan una lengua originaria, y de estos, un millón 96 mil 512 no dominan el español.

Destacó que México se caracteriza por contar con una gran diversidad lingüística que lo sitúa entre las 10 naciones del mundo con más lenguas originarias, y en América Latina, entre los países con mayor número de hablantes de lenguas indígenas. “Este perfil poblacional plantea retos enormes a la nación con miras a constituirse como una sociedad abierta, plural e incluyente”, agregó.

En México, continuó, existen 364 variantes lingüísticas, provenientes de 68 agrupaciones derivadas de 11 familias lingüísticas reconocidas en el “Catálogo de las Lenguas Indígenas Nacionales. Variantes Lingüísticas de México”, con sus autodenominaciones y referencias geoestadísticas.

Mencionó que en el próximo conteo de Población y Vivienda 2015, es necesario incorporar en el cuestionario básico, las siguientes preguntas: ¿Habla alguna lengua indígena? ¿Qué lengua Indígena habla? ¿Entiende alguna lengua indígena? ¿Se considera indígena? ¿Habla también español?

Para actualizar las cifras de hablantes de lenguas indígenas, apuntó, el Inali y el Inegi produjeron cuatro mensajes traducidos a 11 variantes lingüísticas cada uno (en total 44 spots) del “Censo Agropecuario”, en cuatro etapas: enumeración, fase informativa-motivacional, periodo de reforzamiento y espacio de agradecimiento.

Asimismo, se realizó una “campaña de sensibilización”, en la que se elaboraron 52 mil 500 carteles con la frase “¡Juntos contamos!” traducida a 49 lenguas indígenas de 16 entidades federativas. Se realizaron 200 mil calcomanías y 112 mil 450 libretas con las frases “Juntos contamos” y “Sí, yo hablo...”, traducidas a 116 lenguas indígenas de 20 entidades federativas.

Puntualizó que el Inali ha trabajado de manera coordinada en la elaboración y difusión de materiales en la lengua materna de los beneficiarios de programas, obras y servicios dirigidos a las comunidades indígenas del país.

Las campañas emitidas, abundó, se han realizado con la colaboración de los tres Poderes de la Unión, así como con los tres órdenes de gobierno, organizaciones nacionales e internacionales e instituciones académicas como las universidades interculturales.

De igual modo, se han traducido videos sobre la Implementación del Sistema de Justicia Penal de la Secretaría de Gobernación; las campañas de la contingencia por los frentes fríos, Cédula de Identificación, prevención de desastres, sismos, acciones de gobierno, legalidad, salud sexual y reproductiva, prevención de riesgos de inundaciones, lluvias y ciclones, entre otros temas.