Domingo, 19 de noviembre de 2017

Academia Mexicana de la Lengua galardona a Emilio Lledó

27/11/2014

El filósofo español Emilio Lledó, nacido en Sevilla en 1927

 

 

La Academia Mexicana de la Lengua (AML) galardonó al escritor  español Emilio Lledó (1927), con la primera edición del Premio Internacional de Ensayo 'Pedro Henríquez Ureña', por su destacada trayectoria en el género.

En sesión solemne celebrada en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México y en el marco del 130 aniversario del natalicio del autor dominicano, Jaime Labastida, presidente de la AML, dijo que el nombre de la distinción reconoce la trayectoria de un escritor cuya obra se ha desplegado en lo fundamental, en el ensayo. Indicó que son escasos los premios que se entregan en materia de ensayo, "como si esta forma de escritura careciera de relevancia, cuando la tiene y mucha", apostilló. Tras explicar los pormenores del premio, Labastida Ochoa elogió el trabajo literario y filosófico del galardonado al tiempo que lo calificó como un destacado cultivador de dicho género. Asimismo, dio lectura a una pequeña biografía y semblanza del Doctor Honoris Causa por las universidades de La Laguna, de las Islas Baleares y de Lleida, miembro vitalicio del Instituto para Estudios Avanzados de Berlín y Premio Nacional de Literatura en España 2014. Dijo que sus ensayos son modelos de una elegancia, "pocas veces alcanzada en nuestra lengua, cuando se ocupa de asuntos filosóficos".

Ensayista formado en el humanismo clásico, Emilio Lledó, dijo el también miembro de la AML, Gonzalo Celorio, es autor de una obra pródiga y constante en la que aborda los mismo temas de importancia permanente como el lenguaje, la poesía y la educación, que temas de actualidad como el papel del libro y los medios de comunicación en la sociedad contemporánea. "Poseedor de una prosa elegante, tersa e impecable, defensor de la palabra y del libro, recipiente donde reposa el tiempo según sus propias palabras, y cuyas reflexiones de carácter filosófico no le impiden mantener una atención vigilante del acontecer cotidiano como lo muestran sus concienzudos ensayos", comentó.

Palabras y sentimientos

Al tomar la palabra, el homenajeado, quien se dijo sorprendido, expresó su confianza porque los seres humanos sean enriquecidos por los dos mundos que expresan las palabras y los sentimientos, y manifestó que una de sus preocupaciones intelectuales es la creación de cultura, la cual "es siempre un problema de educación", apuntó.

"Una educación que, como escribió Henríquez Ureña, aprenda a una verdadera regeneración ideal", indicó el homenajeado al recordar a los escritores Eulalio Ferrer (1921-2009) y Carlos Fuentes (1928-2012), de quien dijo "sus libros y escritura abrieron mis ojos a la literatura de México".

El jurado del premio estuvo integrado por Gonzalo Celorio, Vicente Quirarte, Roger Bartra y Javier Garciadiego.