Jueves, 23 de noviembre de 2017

La lengua española genera el 15% del PIB en España

21/10/2014

El idioma español representa en torno al 15% del Producto Interior Bruto (PIB) y del empleo en España, lo que significa que la lengua castellana, de celebración esta semana con la llegada a las librerías de la 23ª edición del Diccionario de la RAE, aporta el equivalente a 150.000 millones de euros a este país.

Así lo asegura Juan Carlos Jiménez, doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de Alcalá de Henares y coautor del informe 'Valor económico del español', editado por la Fundación Telefónica. "El español (en realidad, la lengua en España, supone el 15% de nuestro PIB. Esto quiere decir que el peso de la lengua en las distintas actividades que componen la producción anual de España equivale globalmente a ese porcentaje, pero no es un 15% monetizable, por decirlo de algún modo", señala este experto.

Según Jiménez, "como hay actividades en las que la lengua es su objeto y materia prima, a las que se les puede atribuir el cien por cien de su valor a la lengua (como puede ser la industria editorial), y otras en las que constituye un insumo básico, a las que se les puede atribuir un 'porcentaje de lengua' (como pueden las telecomunicaciones), y, como todas ellas dependen de otras (la industria papelera es la que alimenta a la industria editorial, por ejemplo) puede llegarse a determinar un valor global de todo ello".

Desde el punto de vista sectorial, según este experto, los grupos de actividades que concentran las cifras más altas de ese "valor económico del español" son: la educación, las comunicaciones, servicios culturales e industria editorial, y otras actividades empresariales, que incluyen sectores como la publicidad, y servicios empresariales del tipo de los "centros de llamadas" y "servicios de información".

Según el informe 'El español: una lengua viva', del Instituto Cervantes, las actividades desarrolladas por el conjunto de las industrias culturales ocupaban en España en 2011 a más de 488.700 personas, y 103.320 empresas desarrollaban su actividad económica principal en el ámbito de la cultura en España.

 

Más flujos comerciales

Según el informe Valor económico del español,  del que Jiménez es coautor, el español es, además, un poderoso impulsor de los intercambios comerciales en el mundo. Así, si compartir un idioma (cualquiera) supone dentro del comercio mundial un factor de multiplicación cercano al 190% para los intercambios de los países que lo comparten, dentro de "la comunidad panhispánica de naciones", el español incrementa, de media, casi un 300% el comercio bilateral entre ellos ("más, incluso, que el inglés entre los países anglosajones").

La homogeneidad del español, la comunicatividad de su gente y el hecho de que la mayor parte de los países que lo hablan ocupan territorios contiguos contribuyen a ello. Así, con casi 470 millones de usuarios, el mercado español es más valioso que el de otras lenguas que cuentan con una menor comunidad de hablantes.

El español es la segunda lengua materna del mundo, una posición nada despreciable si se tiene en cuenta que la humanidad está en posesión actualmente de unos 6.000 idiomas diferentes. El inglés, con 375 millones de hablantes nativos, sigue de cerca en el ranking, y solo el chino mandarín y sus 1.000 millones de usuarios supera al español.