Sábado, 18 de noviembre de 2017

El inglés de Miami ¿idioma del futuro?

22/09/2013
NULL

NULL

MDZEl vocabulario incluye palabras en español, como oye, dale, mami, papo. Se escucha en las playas de Miami Beach, pero también en las universidades y escuelas de la ciudad. Lo hablan los jóvenes de origen latino y los que han nacido o crecido aquí, independientemente de su origen. Con ustedes, señoras y señores, el inglés miamense."Es el que habla el cantante Pitbull", dice un alumno de la Universidad Internacional de Florida (FIU, por sus siglas en inglés) cuando se le pide definir el dialecto durante una clase de Inglés Moderno a la BBC.Al igual que ha ocurrido durante décadas en otros lugares del país como Nueva York, Boston o Texas, el inglés que se habla en Miami está sufriendo una serie de transformaciones provocadas por los cambios demográficos en el área. En este caso, la influencia de Latinoamérica y el Caribe es evidente.Pero aunque podría creerse que el dialecto es igual al de otros lugares de Estados Unidos con mucha influencia hispana, quienes están estudiando el fenómeno aseguran que es mucho más que eso.Aunque aún no existen trabajos académicos formales, el profesor de lingüística de la Universidad Internacional de Florida (FIU), Philip Carter, un estadounidense de 35 años que reside desde hace dos años en Miami, se ha dedicado a estudiar el tema de cerca.Lo primero que resalta el sociolinguista en conversación con BBC Mundo es que se trata de un dialecto y no de un acento."Un acento es un término popular, no lingüístico, que se refiere a una manera extranjera de hablar una lengua. Mientras que un dialecto es un término técnico, lingüístico y científico que se refiere a una manera de hablar una lengua entre hablantes nativos". En este contexto, quienes crecieron en Miami hablarían un dialecto del inglés.¿Qué es lo que caracteriza el dialecto "miamense"?De acuerdo con el profesor Philip Carter, el rasgo dialectal principal es el sistema vocálico. "En inglés tenemos un sistema vocálico de entre 11 a 14 vocales. En español es más sencillo y tiene las cinco que conocemos, y ese es el que utiliza en Miami. Por ejemplo, una de las vocales más importantes es la ae, que no existe en español pero es fundamental en inglés, en las palabras apple, man, hand. En español no existe el fonema ae. Y, aunque ambos idiomas compartan vocales, en inglés hay distintas pronunciaciones dependiendo del contexto de la palabra".2. El fenómeno del calco, que consiste en realizar traducciones literales. Por ejemplo, decir I'm going to get down from the car (la traducción de "voy a bajar del auto"), en lugar de I'm getting out of the car. O put me the light (ponme la luz) en lugar de decir turn on the light.3. El inglés miamense también se caracteriza por otros fenómenos léxicos. Hay muchos préstamos del español, como los vocablos oye y dale. Esas palabras son marcadoras del discurso. Un cubano estadounidense de la tercera generación, que entiende español pero no lo habla, dirá: "oye, let's go to the supermarket".4. El ritmo: el español tiene un sistema silábico, en el que cada sílaba se repite a intervalos invariables, regulares. La duración es la misma, sin importar si es la tónica o la átona, mientras que el inglés y las lenguas germánicas tienen un sistema acentual, en el que la duración de la sílaba es un poco impredecible. El caso es que en Miami se habla inglés con el sistema rítmico del español y esto sí se repite en otras ciudades con influencia latina como Los Ángeles.5. Las consonantes. La manera de pronunciar la letra L en español es mucho más fuerte y algunos no hacen la diferenciación en inglés. La s, en cambio, no se pronuncia tan marcada.