Sábado, 18 de noviembre de 2017

Santiago de Compostela: manifestación en
defensa del gallego

18/05/2013
NULL

NULL

Europa Press Miles de personas convocadas por la plataforma 'Queremos Galegos' recorrieron el viernes, durante más de dos horas, las calles de Santiago de Compostela para mostrar su defensa de la lengua gallega y expresar su "enérgico rechazo" a la política lingüística llevada a cabo por la Xunta de Galicia. Bajo el lema 'Non queremos ser estranxeiros na propia patria. Queremos galego!', la marcha, que cada año se celebra con motivo del día das Letras Galegas, partió pasadas las 12:15 h de la Alameda, en donde el presidente de A Mesa y portavoz de la plataforma, Carlos Callón, advirtió al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que los ciudadanos gallegos no están dispuestos "a renunciar a su lengua". "Tenemos que lamentar, una vez más, que quien debería ser el defensor número uno de nuestra lengua, Alberto Núñez Feijóo, continúe siendo su enemigo número uno", ha criticado Callón antes de poner como ejemplos de sus políticas "agresivas" que el gallego en los medios de comunicación "esté en el nivel más bajo de los últimos 25 años" o que "las escuelas infantiles de las ciudades gallegas excluyan el gallego en el 96 por ciento". Precisamente, en la multitudinaria marcha en la que los manifestantes caminaron bajo la lluvia, una de las consignas más repetidas fue 'Nas aulas da Galiza, en Galego' –en las aulas de Galicia, en gallego'. Además, los participantes también entonaron 'Aínda que se molle, o galego non encolle' –Aunque se moje, el gallego no encoge'– o 'Galegos somos, galegos seremos e por españois nunca pasaremos' –Gallegos somos, gallegos seremos y por españoles nunca pasaremos–.Presencia política y cultural Durante el recorrido, numerosos manifestantes portaron narices rojas de payaso en recuerdo del autor al que este año se dedica el Día das Letras Galegas, Roberto Vidal Bolaño. Entre estos manifestantes se contaban diversos miembros de la cultura gallega, como la actriz Mónica Caamaño, el actor Ernesto Chao, el presidente de la Asociación de Escritores en Lingua Galega, Cesáreo Sánchez o la artista Mercedes Peón. Asimismo, acudieron a la marcha representantes de los tres grupos políticos de la oposición, como el portavoz parlamentario del PSdeG, Abel Losada, acompañado por los diputados Francisco Caamaño, Carmen Gallego o Laura Seara. El portavoz nacional del BNG, Xavier Vence, junto al secretario de Organización, Bieito Lobeira, y los diputados Francisco Jorquera, Carmen Adán o Montse Prado. Así como el portavoz de AGE, Xosé Manuel Beiras, Antón Sánchez o Martiño Noriega. En declaraciones a los medios de comunicación, Abel Losada destacó que, "en el 50 aniversario del Día das Letras Galegas, los socialistas gallegos quieren mostrar su apoyo al gallego, al entender que es un patrimonio de todos". Así, lamentó que "el consenso que progresivamente se fue construyendo a través de la Ley de Normalización Lingüística esté siendo destruido por la Xunta que, de forma unilateral, antepone su ideología absolutamente excluyente a la unión de toda Galicia en torno a un patrimonio fundamental". Por su parte, Xavier Vence ha reclamó la necesidad de que el gallego "tenga un papel digno en la sociedad y que ocupe el lugar que le corresponde como idioma propio de un país". "Reivindicamos que las instituciones, empezando por la Xunta, cumplan con las obligaciones estatutarias que tienen para poner el gallego en el lugar que le corresponde", ha expresado Vence. Asimismo, el dirigente nacionalista exigió al Gobierno gallego que "dé un paso atrás en su estrategia de agresión del gallego" con la retirada del decreto del plurilingüismo y criticó la discriminación llevada a cabo por la Xunta el reparto de ayudas para la promoción del idioma en los medios de comunicación al recaer "en todos menos en los que escriben en gallego". También en declaraciones a los periodistas, el líder de Alternativa Galega de Esquerda, Xosé Manuel Beiras, denunció que el de Galicia "es el único gobierno en la historia que emprende una campaña de analfabetización en el propio idioma del país, algo que no pasaba ni en el África subsahariana con los idiomas nativos". "No es política lingüística, es etnocidio, lingüísticidio, que lean un poco y se enteren de lo que están haciendo, que es un crimen contra la cultura y los ciudadanos", ha manifestado Beiras en relación a los miembros del Ejecutivo autonómico.Acto en la Praza da Quintana Tras más de dos horas de recorrido, la marcha secundada por miles de personas llegó a la Praza da Quintana por un recorrido distinto al habitual que, según indicó la organización, se debió a la "prohibición de la subdelegación del Gobierno de atravesar la Rúa Nova" en donde se ha celebrado el plenario extraordinario de la Real Academia Galega con motivo del Día das Letras Galegas y al que asistieron, entre otras autoridades, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Una vez en la Quintana, llena por los manifestantes y en la que reinaba un ambiente festivo, la actriz Isabel Risco fue la encargada de conducir un acto en el que la figura de Vidal Bolaño estuvo muy presente y el que contó con actuaciones musicales del grupo de cantareiros Maghúa o la interpretación de la 'Alborada' de Rosalía por el gaiteiro Víctor Agulló, pieza que ha dado paso a la lectura del manifiesto. "Nuestro idioma, el gallego, es la base fundamental sobre la que nos sustentamos como pueblo. Si dejamos que esa base se estrague, todo cuanto se apoya en ella, nuestra esencia como gallegos y gallegas, tremerá como la tierra en un seísmo devastador", reivindicó la coordinadora de Queremos Galego, Susana Méndez. En este sentido, señaló que hay "motivos suficientes" para movilizarse en este 17 de mayo, como la existencia de "un gobierno que en lugar promocionar y proyectar la lengua propia de Galicia, hace justamente lo contrario" o "un marco jurídico escaso en cuanto a la protección de la lengua gallega y de las personas que la hablan". Criticó asimismo al Estado que "ahoga" promoviendo leyes "que más parecen de tiempos pasados que del siglo XXI, leyes que insisten en relegar la lengua gallega a un segundo o tercer plano y hacen más grande la brecha que separa en cuanto a derechos a las personas que hablan en gallego de las que hablan en la lengua de Castilla".