Lunes, 20 de noviembre de 2017

Estudio sobre primates sugiere cómo surgió
el lenguaje

15/04/2013
NULL

NULL

El Imparcial¿Cómo surgió el lenguaje? A través de la historia, los humanos han especulado acerca de su origen. Quizás un grupo de primates guarde la respuesta. Los geladas se comunican a través de particulares sonidos, cuyas ondulaciones y tempo se asimilan al habla humana. Posiblemente, su locución primitiva se asemeje al nacimiento del lenguaje.De acuerdo con un artículo publicado por la revista virtual de ciencia www.muyinteresante.com.mx, el biólogo evolutivo Thore Bergman, de la Universidad de Michigan, ha estudiado a los geladas salvajes (Theropithecus gelada), una especie de primate que habita en las tierras altas de Etiopía. Al igual que los babuinos, sus parientes cercanos, son terrestres y viven en las praderas. Llegan a formar grupos de cientos de individuos.La clave detrás de la vocalización de los geladas, está en su habilidad para chascar los labios. Aunque aparentemente simple, el acto conlleva una sincronía de los labios, la lengua y el hueso hioides. El sonido de los simios lleva un ritmo de 6 a 9 Hz, equiparable al del lenguaje humano. Probablemente, su estructura también sea similar a la nuestra.El movimiento de labios de los geladas podría representar la fundación sonora del lenguaje humano. Bergman aun desconoce si estos raros sonidos conllevan una significación especial. Debido a que son únicos de la especie, tal vez les permita comunicar cosas que otros monos no puedan expresar.La posibilidad de que los primeros humanos hayan compartido esta habilidad, plantea un dilema parecido al del "huevo y la gallina". ¿Qué vino primero, la compleja técnica de habla que permitió adjuntar diferentes significados, dando lugar a una amplia comunicación o fue tan grande la necesidad de comunicación del hombre que desarrolló una lengua sofisticada?Las agrupaciones de los geladas son más grandes que las de cualquier otro primate, por lo que su sistema social es bastante complejo. Forman relaciones duraderas cuyas estructuras se reflejan en la diversidad de sonidos y destreza vocal. Evidencia como ésta, que apunta a los sonidos labiales como un probable antecedente al lenguaje, es un gran avance en el campo de la lingüística.