Viernes, 17 de noviembre de 2017

Bs. As.: Banda madrileña promueve el rock
porteño en castellano

10/04/2013

Sebastián Espósito, La NaciónLos tiempos de una banda no siempre van de la mano con los discográficos. Así como los españoles de Vetusta Morla tardaron casi una década en lanzar su primer álbum, entre nosotros sus dos discos llegan recién ahora a las disquerías porteñas. Y lo hacen juntos, de la mano del sello y la productora 300. Para celebrar el lanzamiento local de Un día en el mundo y Mapas, la banda se presentará esta noche en La Trastienda."Es raro, pero durante un tiempo hemos estado intentando editar nuestros discos en la Argentina, hemos ido en dos ocasiones a tocar sin que nuestros discos estuvieran publicados", cuenta Juanma Latorre, guitarra y letras de la banda madrileña. Y ahora que en España alcanzaron el estatus de banda mainstream, gracias a la mención de platino que alcanzó su debut, Un día en el mundo, y al oro de su continuador, Mapas , pueden ponerse firme para ir por la "conquista" americana.—Ahora que tocan en grandes salas y estadios, hacerlo en un espacio más pequeño es como volver a empezar. ¿No?—Es que mantener los pies en la tierra te da una medida de quién eres en cada lugar y nos pone en una situación que nos es muy familiar, que es la de tener que convencer a la gente de nuestra música y de nuestro show. Nosotros hemos pasado muchos años tocando en salas pequeñas y viajando mucho por España. No sólo no nos es ajena esta situación sino que además nos excita un poco.El sexteto español se formó a fines de los 90 y el indie—rock de aquella década fue decisivo para su sonido. Radiohead es, sin duda, uno de los faros que iluminó sus primeras composiciones. El otro, el idioma castellano, suerte de respuesta con la que se despacharon para contradecir a la incipiente nueva escena española que, en su mayoría, elegía el inglés para expresarse. "Eso de cantar en inglés y de uniformizar el estilo es algo que en España heredamos de los 90 —destaca Juan Manuel—. En la adolescencia, cuando empezamos a interesarnos por bandas, no teníamos ningún referente nacional. Y todo el mundo decía que cantar en inglés era la llave para el éxito internacional. Se ve que nadie había caído en la cuenta de que en América latina hay millones de personas que hablan el mismo idioma que nosotros. Nosotros tomamos la decisión de cantar en español porque es el idioma en el que sabemos expresarnos, y sentimos más afinidad con países como la Argentina y México que con Inglaterra."—¿Por qué tardaron tanto en sacar el primer disco?¿No lograban el resultado que querían?—En parte es eso, pero sobre todo tiene que ver con que nosotros no sentíamos como una necesidad grabar un elepé. A finales de los 90 ir a un estudio de grabación era algo muy costoso. Nosotros nos anotábamos en los concursos de las distintas ciudades cuyo premio era grabar y cuando ganábamos aprovechábamos el premio para hacer los demos y viajar de un lado a otro. Tuvimos suficiente con eso hasta que nos empezó a interesar el estudio ya no como un medio para conseguir conciertos sino como un proceso creativo en sí mismo.La crisis española se cuela en el final de la charla. "Nos creíamos a salvo de todo daño amparados en la protección de Europa. Encima nuestros gobernantes están cargando el peso de la crisis sobre las espaldas de quienes más la sufren y no sobre quienes la causaron. Procuramos tener iniciativa y una actitud positiva, porque hay una parte de esta crisis que es casi psicológica, tiene un componente de inmovilidad que sólo sirve para agravarla aún más.