Viernes, 24 de noviembre de 2017

Sexo y gramática

01/04/2013

Michael McLoughlin, ABCYo necesito hablar mucho. No podría estar en la cama con una persona que solo supiese pedir agua o preguntar por el baño». La piadosa confesión la hace Venus O'Hara (Manchester, «prefiero no decir mi edad») la joven que se esconde detrás de 'Inglés para pervertidos', un manual al estilo de los tradicionales libros de ejercicios para que los menos duchos en el uso de la lengua inglesa no se pierdan en un vis a vis entre sábanas con un extranjero. Un total de ocho lecciones con las que repasar, por ejemplo, los tiempos verbales hablando de ese rosario de citas esporádicas que comenzó tras un revolcón de verano o aprender el vocabulario para iniciarse en el mundo del fetichismo.Licenciada en Ciencias Políticas, se marchó a París a hacer un año de prácticas y a terminar de hacerse con el dominio del francés, que aprendió en la universidad «cursando la mitad de sus asignaturas» en ese idioma. Allí entró en contacto con el mundo hispano y fue en el año 2000 cuando decidió mudarse a Madrid. «Con solo dos idiomas no era suficiente», justifica. Ahora reside en Barcelona, a donde llegó hace más de diez años atraída por las vistas de la ciudad que Almodóvar recogió en 'Todo sobre mi madre'.Sus conocimientos sexuales son materia, como en la mayoría de casos, de la Universidad de la vida. Lo de la docencia, de sus primeros años en España, cuando decidió ganarse el pan dando clases particulares, «una buena manera de sobrevivir». «Noté que a mis alumnos les faltaba pasión a la hora de aprender», recuerda de aquellos tiempos. Cansada del clásico 'ABC' (leáse con acento inglés) empezó a darle un toque picante a sus clases. «Era una manera de despertar el interés», cuenta. Un sensual temario que cursos después se recogen en una publicación también editada en catalán. «Me ha venido genial para aprenderme yo todas las palabras», bromea Venus, al tiempo que admite que de los cuatro idiomas que conoce «el más sensual de todos es el castellano».Con dos copas de más«Soltarse». Aparcar la vergüenza a la hora de hablar otro idioma. Esto es clave para mejorar. Por eso hay quien después de una borrachera en Londres solo se acuerda de lo bien que se le daba el inglés entre pinta y pinta de cerveza. «Llevando varias copas encima algunos se atreven con palabras que no dirían sobrios, cuando se suele decir únicamente lo que se sabe que es correcto», opina. Quién sabe si después de leerse su libro hay más de uno que se tome un 'whiskazo' antes de entrar a un sex shop en busca de unas Ben-Wa balls o una Love doll.«Creo que es tanto para hombres como para mujeres», afirma sobre la audiencia que más disfrutará con las prácticas que propone. «No solo es para hablarlo con la pareja. Muchas cosas de las que explico sirven para hablar con amigos o, incluso, con un médico», continúa. Añade, en tono jocoso, que «sería un bonito detalle» para alguien «que se va de Erasmus» o para un conocido que «ha empezado a salir con un extranjero».Además de profesora titulada, escritora y modelo ocasional (ella es la protagonista de todas las fotos del libro), Venus tiene su propio blog donde compila fotos de medio centenar de distintos fetiches y es creadora de 'No sabes con quien duermes', un confesionario online pensado para personas que llevan una doble vida.