Jueves, 23 de noviembre de 2017

El lenguaje de tus tuits delata tu
género

24/03/2013
NULL

NULL

Marta Castro, El PaísEn siete años Twitter ha dado para mucho. Entre otras cosas para trasladar el estudio de género a los 140 caracteres. Tres investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia y la Universidad de Stanford, analizaron los tuits de 14.000 usuarios para buscar patrones que definieran si el autor era hombre o mujer. Y los encontraron.Las conclusiones no fueron excesivamente sorprendentes. Hay más mujeres que hombres que tuitean sobre su estado de ánimo. Palabras como amor, triste, contenta, enferma, orgullosa, feliz, asustada, enojada, excitada y celosa son marcadores femeninos, según este estudio. Ellas, además utilizan más emoticonos, incluso se han apropiado de algunos símbolos que previamente eran neutros en cuestión de género, como :): D o ;).En cuanto a los nombres que designan familiares la mayoría se asocian con autoras: mamá, madre, hermana, hermanas, hija, tía, tía, abuela, niños, papá, marido. Sólo esposa y hermano tienen más prevalencia en los hombres.No sólo en la elección de las palabras se distinguen ambos géneros, también en su uso. Las mujeres tienden a alargar las palabras para expresar su sorpresa, alegría o indignación. Un sí, se convierte en ¡¡¡¡siiiiiiii!!!!!. También utilizan mucho los signos de interrogación o exclamación y utilizan sonidos y onomatopeyas para dar más fuerza a sus mensajes. En definitiva: ellas tienden a ser más expresivas en Twitter.Pero si un tuit tiene muchos números es probable que pertenezca a un hombre. Ellos son más directos, prefieren dar información a sugerirla. Lo más probable además, es que si hay números estos expresen un resultado deportivo. Ellos son más dados a utilizar palabrotas. Según los autores, ellas rechazan el uso de palabrotas —a pesar de su carga significtiva— porque mostrar cercanía a lo que se conoce como “lengua estándar” les da más prestigio.Además, según el círculo del tuitero estos estereotipos se repetirán más o no. Si un hombre tiene más seguidores de su mismo sexo, el uso de un lenguaje informativo y las referencias a palabras malsonantes aparecerán más a menudo. Lo mismo con las mujeres.Pero el estudio advierte que la perspectiva de género es por si sola incapaz de explicar el perfil del tuitero. Influyen más factores, como la clase social y cultural o la ciudad de nacimiento. Lo que parece seguro es que hasta en la microcomunicación que propone Twitter, los hombres y las mujeres terminan por mostrar sus señas de identidad.