Viernes, 24 de noviembre de 2017

Oficialización de lengua rusa
desata el caos en Ucrania

07/07/2012
NULL

NULL

EFELa decisión del Parlamento de Ucrania de aprobar una nueva ley de idiomas que otorga estatus de lengua oficial al ruso ha indignado a la oposición y a los movimientos nacionalistas, y ha desatado una nueva crisis política en el país.La norma fue aprobada el martes en la Rada Suprema (Parlamento) a espaldas del presidente de la Cámara, Vladimir Litvin, quien denunció una maniobra de los promotores de la misma para apartarlo de la votación. Desde entonces, miles de personas protestan en las principales ciudades del país en contra de una norma que oficializa al ruso en las regiones donde es hablado por al menos el 10% de la población.La maniobra ha ahondado, además, la división existente entre las fuerzas que sostienen al presidente, Víctor Yanukóvich, promotor de la norma, y los grupos de oposición, en particular los nacionalistas, férreos defensores del ucraniano como única lengua que simboliza la identidad nacional. Entre ellos se encuentra el propio Litvín, quien dimitió después de denunciar que fue apartado «con malas artes» de la votación.La decisión de la mayoría parlamentaria no tardó en indignar a miles de ucranianos, y desde Kiev, donde el mismo martes se produjeron las primeras protestas, las manifestaciones y piquetes se han extendido a toda Ucrania. Agentes antidisturbios y algunos exaltados se enfrentaron en la capital, a las puertas de la Casa Ucrania, donde medio millar de manifestantes siguen concentrados para expresar su rechazo a la ley.La policía reconoció haber usado gas lacrimógeno para aplacar los ánimos aunque aseguró que sus agentes también fueron atacados con el mismo gas desde la multitud. Algunos líderes de la oposición, entre ellos el también dimisionario vicepresidente de la Rada, Nikolái Tomenko, miembro de Batkivschina, partido presidido por la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko, se han acercado a la Casa Ucrania para instar a los manifestantes a una protesta indefinida.Alrededor de 200 personas han desplegado un campamento en el centro de la ciudad de Poltava, en el este del país. En dos de las regiones más occidentales del país (Lviv e Ivano-Frankivsk) la protesta ha tomado un cariz oficial al sumarse a ésta las asambleas locales.Según la oposición, la ley de idiomas se contradice con la Constitución de Ucrania que señala que la única lengua oficial del Estado es el ucraniano.