Viernes, 24 de noviembre de 2017

Blecua: «No es posible un
diccionario políticamente
correcto»

13/03/2012
NULL

NULL

Miguel Lorenci, Diario Vasco«El Diccionario no tiene que ser políticamente correcto, sino descriptivamente correcto», dijo el director de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua, cuando se le reclamó que fije postura sobre el debate en torno al uso sexista de nuestro idioma y las guías que proponen formulaciones para atajarlo. Unas propuestas que van contra los criterios académicos expresados en un informe de Ignacio Bosque que ha levantado ampollas en algunos sectores y suscitado adhesiones en otros. Entiende Blecua que una polémica lingüística de este calado «no tiene aspectos perniciosos». Antes al contrario, asegura el máximo responsable de la RAE que «tiene aspectos muy interesantes» que evidencian una visión «poliédrica de un fenómeno complejo, que se puede ver desde muchos puntos vista y que habrá que analizar con calma». Eso no supone que se vayan a introducir cambios a corto plazo en el diccionario.Blecua admitió que aún no ha podido leer y analizar todas las reacciones al informe de Ignacio Bosque. No obstante, aseguró que «la gramática no se puede cambiar» dado que lo que hace esta disciplina es «describir la lengua y sus estructuras morfológicas y sintácticas», algo que, recordó, «no depende de la RAE; depende de las lenguas naturales». «Distinto es —dijo— que con el paso del tiempo, el diccionario se haya ido marcando para recoger los cambios que se producían en la sociedad».El director de la RAE se refirió a otro «fenómeno» que sí modifica los usos del lenguaje común, como es «la intuición del hablante» que «todos tenemos sobre nuestra propia lengua». Citó un caso concreto de esta intuición que acabó modificando un término como «nodriza», que en la Edad Media era «una nodriz». «Se convirtió en nodriza porque a la gente no le pareció suficientemente femenino y nació la híper-caracterización del género»,explicó, aunque recordó que se mantiene «institutriz».Blecua recordó además que «una de las conquistas más importantes en las lenguas clásicas han sido los sufijos 'esa' e 'isa', presentes en palabras como 'abadesa' y 'poetisa', que reflejaron el acceso de la mujer a puestos de responsabilidad», según el director de la RAE. «Aunque todo el mundo cree ahora que 'poeta' es más femenino que 'poetisa' y no se le pueda explicar al hablante, que tiene esa intuición sobre su lengua», ironizó Blecua, que destacó como la lengua «está llena de fenómenos de este tipo».Blecua asegura estar «sorprendido» por las variadas, múltiples y encontradas reacciones que ha suscitado el informe «Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer» elaborado por Bosque, ratificado en uno de los último plenos de la RAE y accesible a todos en la página web de la institución que «limpia, fija y da esplendor» a nuestro idioma. Tuvo el respaldo de algunas de las cinco académicas con asiento en la docta casa, como Soledad Puértolas y Carmen Iglesias y se han sumado luego medio millar de lingüistas. Concluía Bosque que si se atendieran todas las demandas anti sexistas de sindicatos, instituciones y grupos de muy diversa índole «no se podría hablar».