Domingo, 19 de noviembre de 2017

No se puede fijar el nacimiento de una lengua en una fecha o lugar

23/08/2008
NULL

NULL

La Opinión de Tenerife, EFELa catedrática y directora de los archivos epigráficos de la Universidad Complutense de Madrid y del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, Isabel Velázquez, ha afirmado hoy que "no tiene mucho sentido" pretender ubicar en un lugar concreto y en una época determinada el nacimiento del castellano.Esta experta, en declaraciones a Efe, ha opinado que el castellano comenzó a hablarse de manera coetánea en muchos lugares y el que se encuentren documentos con inscripciones en romance o castellano no supone que el lugar del hallazgo pueda configurarse como el centro del nacimiento de esa lengua.Velázquez ha afirmado que además "no se puede establecer" el nacimiento de una lengua en un lugar y época concreta. Según ha señalado, una lengua no es algo tan sencillo como que "uno se acueste hablando en latín y se levante hablando en castellano, en catalán o en francés".En su opinión, se produce una evolución constante a lo largo del tiempo, hasta que llega un punto, "que nunca es cronológicamente exacto", en el que "la conciencia lingüista de los hablantes ya no es la de la lengua que se hablaba antes". "Una lengua pasa a ser otra cuando los hablantes llegan a ser conscientes de que lo que hablaban en el siglo anterior o los textos escritos ya no los identifican como propios", ha añadido.Según esta experta, hay una franja cronológica "en que se empieza a dejar de hablar el latín y aquello que se habla, que no se sabe muy bien qué es, ya no se entiende como lengua latina, sino como castellano".Entre el siglo VI y VIII en Europa, según ha comentado, se deja de hablar latín "y se transforma en otra cosa, pero no hay una cronología exacta". En su opinión, más o menos se empezaron a hablar lenguas romances en todos los sitios de una forma casi coetánea, aunque "otra cosa es que tengamos testimonios de ello".