Domingo, 19 de noviembre de 2017

Villanueva: «El español goza
de una unidad admirable»

14/11/2011
NULL

NULL

EFEEl español, que cuenta con cerca de 450 millones de hablantes, tiene un «potencial cultural enorme» por su papel en la música y el sector audiovisual y goza de «una unidad admirable», a pesar de su dispersión geográfica.En una entrevista con EFE, el secretario general de Real Academia Española (RAE), el filólogo gallego Darío Villanueva, aseguró no ver «amenazas internas» dentro de la lengua, aunque alertó de que su peso futuro dependerá del rol político, económico, cultural y social que jueguen los países hispanohablantes.«En la medida que los países que tienen el español como lengua se estabilicen, se consoliden y ocupen lugares preeminentes, la lengua se beneficiará», aseveró Villanueva, quien participó este fin de semana en el congreso internacional «El siglo del Romance» organizado por la Universidad lusa de Coimbra (centro).El académico citó a México, con cerca de 110 millones de hispanohablantes, como una de las potencias económicas emergentes que puede contribuir más a reforzar la influencia internacional de la lengua de Cervantes.Según datos oficiales, el español es la segunda lengua del mundo por número de habitantes nativos (unos 360 millones) y el tercero en número de hablantes totales y está previsto que en 2050 Estados Unidos sea el país con más hispano parlantes.«La población hispana en EEUU (unos 45 millones) está creciendo demográficamente y están llamados a ser bilingües. El problema es que esos hispanos abandonen el español y se pasen al inglés», avisó el experto, quien aseguró que la imagen de la lengua -muy asociada a la inmigración- está cambiando en ese país.«En el momento que empieza a haber senadores, gobernadores de familias hispanas, escritores, intelectuales, presentadores de televisión, periodistas, deportistas, eso va cambiando la imagen que se tiene de los hispanos y socialmente hay una revalorización y el idioma les irá acompañando», explicó.Para Villanueva, el español es además una lengua «muy activa en la red» que «no tiene prefijado un rol», en contraste con el inglés, relacionado con el mundo de las finanzas, o el francés, al que tradicionalmente se vincula con la alta cultura o la diplomacia.«Aspira a ocupar todos los espacios», aseveró, mientras reforzó la idea de cohesión de una lengua española hablada en más de una veintena de países y varios continentes.Una primera gramática pan hispánica del español y una compilación de la ortografía han contribuido a cimentar el idioma, que además tiene «un 80 por ciento» de léxico en común.Villanueva, que fue rector de la Universidad de Santiago de Compostela entre 1994 y 2002, analizó también la situación de las humanidades y las ciencias sociales y se lamentó de que en las últimas décadas se haya intentado aplicar «un principio economicista romo» en los planes de estudio.«Renunciar al estudio de las humanidades significa una ruptura total en la configuración de personalidades maduras y competentes», afirmó.La democracia necesita a ciudadanos «formados» y las humanidades y las ciencias sociales ayudan a formarlos, abundó el académico, quien ensalzó que el estudio de ambas áreas reporta una «rentabilidad extraordinaria» que no se visualiza «de forma inmediata».«La crisis financiera me parece que más bien obedece a un problema de gestión, de control, y también a un problema de ética, de valores en el mundo económico, y, en buena ley, la enseñanza humanística contribuye a esos valores», concluyó.Darío Villanueva (Villalba, Lugo, 1950) fue uno de las principales figuras del congreso «El siglo del Romance», donde también participó Carlos Reis, considerado uno de los nombres de referencia de la crítica literaria lusoparlante.El encuentro, que terminó hoy y reunió a varios investigadores españoles, examinó la novela realista del siglo XIX y se abordó el trabajo de literatos de la talla del portugués Eca de Queiroz (1845-1900) y de Benito Pérez Galdós (1843-1920).