Lunes, 20 de noviembre de 2017

Una sorpresa editorial para Ignacio Bosque

10/10/2011
NULL

NULL

La sorpresa que se preparó durante meses culminó este martes 4 de octubre en un especial acto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Decenas de los mejores lingüistas se reunieron en un ambiente familiar para regalar a Ignacio Bosque el libro 60 problemas de gramática, que promueve el estudio, la reflexión y el progreso de la lengua, inspirado en las cuestiones que el académico siempre se ha planteado. El miembro de la RAE se mostró orgulloso del trabajo realizado por tantos expertos de todo el mundo recordando «los mismos problemas de siempre con ojos renovados». El invitado de honor permaneció en un principio sin palabras aunque tras un «os habéis pasado muchos pueblos» arrancó un claro discurso donde se hacía evidente el homenaje. Ignacio Bosque se mostró incrédulo porque en un país donde «gusta tanto la lengua» permaneciese oculta durante tantos meses la «conjura». Tras afirmar modestamente que «lo único que he intentado hacer en la vida es transmitir la curiosidad por las cosas», hizo hincapié en su edad, «he estrenado sufijo» aseguró entre las risas cómplices de los presentes y es que no es lo mismo ser un cincuentón que un sexagenario. Así continuó la tarde, recordando historias y sus primeras vivencias en este nuevo tramo de su vida, en un acto donde desbordaba la gratitud y el placer por el castellano.El director editorial de Akal, Jesús Espino, recalcó la utilidad de este libro homenaje que no se limita a un millar de colaboraciones de propios y ajenos, sino una aportación útil tanto para profesores como curiosos de la lengua. Insistió en agradecer a todos su participación y es que hubo algo mágico en la edición de esta obra, la palabra «Bosque» provocó que 86 expertos se volcasen para ofrecer su granito de arena en este homenaje tan especial. M. Victoria Escandell continuó con el discurso, recordando que cada 5 años Ignacio Bosque «hace algo que no está a la altura de los mortales» como el ambicioso proyecto de Gramática descriptiva de la lengua española, el completo diccionario de Redes o el libro básico para un lingüista: Fundamento de la sintaxis formal. La labor docente de Ignacio Bosque sobrepasa sus aulas, sus libros se convierten en una auténtica referencia e incluso pone el ojo en los más jóvenes, fiel reflejo de ello es el manual para bachillerato que bajo su dirección sirve como hoja de ruta para miles de estudiantes. Las anécdotas de los estudiantes vinieron de la mano de Cristina Sánchez, entre carcajadas del público recordó como los alumnos de Bosque nunca podrán olvidar las difíciles cuestiones planteadas en su clase provocando eternas charlas en cafetería. Por último, Manuel Leonetti se encargó de aclarar en qué consistía 60 problemas de gramática que, ante todo, se quería ofrecer una diversidad de puntos de vista que sirviese como punto de partida para futuras investigaciones y como valiosa herramienta para la enseñanza de gramática. Sesenta años y 60 problemas de gramática, un detalle sutil que no se especifica en el libro aunque Bosque no tardó en recalcar. Orgulloso de este regalo, contento por ver a discípulos y amigos, el miembro de la RAE se despidió afirmando que por muchos años que pasan «no cambian la curiosidad y los afectos».