Miércoles, 22 de noviembre de 2017

Los diccionarios de español en cinco
siglos

25/02/2014
NULL

NULL

Informaria DigitalEl académico y lexicógrafo español Pedro Álvarez de Miranda participó en los ciclos de la Fundación Juan March de Madrid con dos conferencias en las que ha analizado la evolución de los diccionarios de español a través de cinco siglos de historia.La primera de sus dos intervenciones dedicadas a la historia de la lexicografía española se celebró el 18 de febrero y la segunda tuvo lugar el jueves, en el salón de actos de la Fundación.A partir del lugar fundamental que ocupa en la historiografía de la lexicografía española el diccionario académico, Pedro Álvarez de Miranda ha hecho un recorrido en estas dos conferencias por tres tramos sucesivos: la lexicografía preacadémica, la lexicografía académica y la lexicografía extraacadémica. La primera conferencia se titulaba «De Nebrija a la Academia» y la de hoy «De la Academia a Manuel Seco».«De Nebrija a la Academia», la primera etapa del recorrido que Álvarez de Miranda ha hecho por la historia de los diccionarios, se abrió con el análisis de dos hitos lexicográficos anteriores a la llegada del Diccionario de autoridades académico: el Vocabulario hispano-latino de Nebrija, aparecido hacia 1495 y que tuvo visible influencia sobre muchos otros repertorios bilingües posteriores, y el Tesoro de la lengua castellana o española de Sebastián de Covarrubias, aparecido en 1611, primer diccionario monolingüe del español.A continuación, Álvarez de Miranda trazó la historia de los diccionarios de la Academia, empezando por la gran proeza de la corporación, el Diccionario de autoridades (1726-1739). Su reducción a un tomo «para su más fácil uso» fue la primera edición del luego llamado «diccionario común» de la Academia: una serie que hoy va por la vigésima segunda edición (2001) y muy pronto (octubre de 2014) por la vigésima tercera.<b>Segunda conferenciaLa conferencia del jueves 19 fue dedicada a la lexicografia no académica de los siglos xviii, xix y xx. En el xviii solo se publica, además de Autoridades, un diccionario más de tipo general, el Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes de Esteban de Terreros. En el xix destacan dos que aparecieron simultáneamente en 1846-1847, uno en París, el Nuevo diccionario de la lengua castellana de Vicente Salvá, y otro en Madrid, el Diccionario nacional de Ramón Joaquín Domínguez. El recorrido termina con dos importantísimos repertorios lexicográficos de la segunda mitad del siglo xx, el Diccionario de uso del español (1966-1967) de María Moliner y el Diccionario del español actual (1999) dirigido por Manuel Seco.