Lunes, 24 de septiembre de 2018

DeepL: el traductor automático que quiere desplazar a Google

23/03/2018
Eva Rodríguez de Luis

¡De cuántas nos han salvado los traductores automáticos!

Dudas lingüísticas, emails de negocios, conversaciones improvisadas… Sí, puede que Google Translate sea el traductor por antonomasia, pero como bien sabes la Inteligencia Artificial es la niña bonita de la ciencia. Y es que ya no es suficiente con que un software ejecute procesos, ahora es capaz de pensar por sí mismo cómo hacerlo mejor.

¿Te imaginas un traductor capaz de transcribir en otro idioma y además interpretar a la perfección el contexto como si de una persona se tratase? Deja de imaginar porque ya está inventado: se llama DeepL y va a ser tu nueva plataforma de traducción online favorita.

No es la primera vez que os hablamos de DeepL, un fascinante software que inició su andadura el pasado mes de agosto, pero en poco más de medio año se han actualizado con DeepL Pro, un servicio que va un paso más allá para integrarse en aplicaciones, webs, chats o juegos con la máxima eficiencia y seguridad.

Así que tanto como usuario estándar como para desarrollador, o incluso traductor profesional, DeepL va a facilitarte mucho la tarea, de modo que la traducción e interpretación sea veloz y productiva. Sí, has leído bien: es tal su nivel de precisión que se dirige incluso para intérpretes profesionales.

La Inteligencia Artificial se ha coronado últimamente como la herramienta definitiva al servicio del hombre, gracias a sus redes neutrales capaces de analizar bases de datos e información para predecir y adelantarse a lo que va a suceder. Así, tiene su aplicación en áreas tan diversas como la medicina, la meteorología y ahora también en la traducción. Del mismo modo que un intérprete es capaz de adaptarse al estilo y contexto, DeepL hace lo propio con el contenido que teclees en su interfaz. Fácil, sencillo, instantáneo y sobretodo muy exacto. Incluso con matices y expresiones del idioma de destino.

Así que recuerda su nombre porque DeepL es el traductor online que ha situado el listón de la traducción muy alto, prácticamente a la altura humana. Tanto es así que se ha sometido a evaluaciones científicas para mostrar su potencial. Los números no engañan: hasta le fecha era Google el que contaba con la puntuación más alta en traducción inglés alemán mediante el test BLEU con un 28,4 puntos. DeepL ha subido esa cota hasta los 31,1. Incluso se atreve a desafiar a intérpretes profesionales.

Como explica su director general, Gereon Frahling: "Nuestras redes neuronales han desarrollado habilidades de comprensión inéditas". Si probar en tus carnes todo lo que DeepL puede hacer, visita su web para que veas de lo que es capaz en traducción simultánea. Si eres profesional, DeepL puede ser la solución a muchos conflictos que evitarán que, como en la película, no vuelvas a estar Lost in translation.