Lunes, 23 de octubre de 2017

¿Debe el español ser el segundo idioma oficial de EE. UU.?

19/12/2016
Denise Recalde

El debate continuo sobre los inmigrantes ilegales y la reforma migratoria en los Estados Unidos ha hecho que surjan muchas preguntas interesantes durante los últimos años, algunas de las cuales no están relacionadas con temas como la atención a la salud, el seguro social, los empleos y la economía. En cambio, el debate sobre la inmigración ha conducido a algunas personas a proponer que los Estados Unidos adopte el español como segundo idioma oficial.

Este es un tema polémico para muchos. El inglés ha sido el idioma de facto de los Estados Unidos desde la fundación del país, pero al contrario de lo que la mayoría de la gente piensa, no hay un idioma oficial en los Estados Unidos.

 

El debate

El primer intento para hacer que el inglés fuera el idioma oficial del país fue en 1780 cuando el padre fundador John Adams lo propuso ante el Congreso Continental.

En ese momento, Estados Unidos era una nación naciente formada por inmigrantes que hablaban una variedad de idiomas, por lo que la propuesta de Adams fue rechazada a favor de no tener ningún idioma oficial. Los otros padres fundadores consideraron la declaración de un idioma oficial contraria al concepto de democracia y libertad individual.

Desde la fundación de la nación, el inglés se ha convertido en el idioma dominante que se habla en los Estados Unidos. Durante este tiempo, los legisladores han intentado que se declare un idioma oficial, pero los argumentos esencialmente iguales que a los de los padres fundadores sucumbieron las medidas.

 

 

 

El boom español

 

El movimiento para declarar el español como idioma oficial de los Estados Unidos ha tomado velocidad. El español no sólo es el segundo idioma más utilizado en el mundo, con un total de hispanohablantes en todo el mundo  de 472 millones hasta el 2016, sino que es el segundo idioma más común en los Estados Unidos después del inglés, hablado por más de 41 millones de personas de 5 años o mayores en sus hogares en los EE.UU. hasta el 2015, según la Oficina del Censo de los Estados Unidos.

 

En el estado de Nuevo México, hasta el 2011, el 47% de la población hablaba el idioma. También es fuertemente representado en ciudades como Los Ángeles, Miami, San Antonio, la ciudad de Nueva York, y en los últimos diez años, el idioma ha crecido rápidamente en Detroit, Dallas, Phoenix, Houston, Cleveland, Baltimore, Atlanta, Boston, Richmond, Washington DC y Missouri.

Evidentemente el español es muy utilizado en los Estados Unidos y declararlo como segundo idioma oficial les permitiría a los hispanos comunicarse más fácilmente en el país, particularmente en puestos gubernamentales y lugares de trabajo comunes, dicen los proponentes de la medida.

Además, como las personas tienen derecho a “vida, libertad y felicidad” tal y como se declara en la Constitución, el gobierno tiene que satisfacer a la segunda población étnica más grande de los Estados Unidos y hacer que la comunicación con hispanohablantes, que cubren un gran porcentaje de la población, sea más fácil, indican los proponentes de la medida. 

 

El caso del inglés

Los defensores a favor de “sólo inglés” argumentan que el español no tiene realmente un futuro en los Estados Unidos. Existen datos que indican que los inmigrantes de hoy aprenden a hablar inglés más rápido que los inmigrantes pasados en los Estados Unidos.

Las generaciones de inmigrantes más jóvenes (de 5 a 17 años) generalmente aprenden a hablar inglés mejor que el idioma de sus padres en la edad adulta, afirmó Rubén G. Rumbaut, profesor de sociología y codirector del Centro de Investigación sobre Inmigración, Población y Política Pública en la Universidad de California-Irvine, según lo comentado a la Oficina de Referencia de Población.

 

Con cada generación nueva, más y más jóvenes descendientes de inmigrantes hablan solamente inglés, indicó Rumbaut.

En un estudio que evalúa más de 5,200 hijos de segunda generación de inmigrantes en los sistemas escolares de San Diego y Miami, Rumbaut y el profesor de sociología de la Universidad de Princeton, Alejandro Portes, descubrieron que el 99 por ciento hablaba inglés con fluidez y menos de un tercio hablaba el idioma nativo de sus padres a la edad de 17 años.

La conclusión de Rumbaut es que la demografía resolverá este tema naturalmente, lo que hace que definir el español como idioma oficial sea innecesario en unas pocas décadas, señalan los observadores.

 

El statu quo

Al final, a medida que las medidas para establecer el inglés como el idioma oficial de los Estados Unidos fracasan y no hay un proyecto serio actual para establecer el español como segundo idioma oficial, los líderes políticos están contentos de dejar las cosas como están y autorizar el gasto de millones en servicios de traducción para hacer que los materiales y los servicios gubernamentales sean accesibles a todos los ciudadanos.

Sin embargo, a medida que los inmigrantes continúan ingresando al país, el tema continuará creciendo en gran cantidad y seguirá siendo un tema muy debatido entre los estadounidenses.

 

 

Autor:

Denise Recalde es una Escritora Sénior de Contenido en Day Translations. Una escritora y editora experimentada con once años de experiencia en su haber, es una escritora hábil y auténtica que ama jugar con la palabra escrita de manera creativa, y siempre tiene cuidado de dar un matiz de agudeza y color a sus escritos. Siempre dispuesta a asumir retos, ha viajado a 14 países y ha trabajado en una gran variedad de proyectos de escritura que abarcan una gran variedad de industrias, desde la financiera, hasta la salud, hasta la belleza y la moda.