Viernes, 24 de noviembre de 2017

«La lexicografía y la lingüística» en simposio de la RAE

06/11/2014

El simposio internacional sobre El futuro de los diccionarios en la era digital, que se celebra en el salón de actos de la Real Academia Española (RAE) hasta el próximo 7 de noviembre, inauguró el miércoles con las primeras intervenciones del día. Tras la apertura oficial, a cargo de José Antonio Pascual, vicedirector de la RAE, se abrió la sesión con la conferencia dictada por el académico Ignacio Bosque, titulada «Ideas para conectar palabras».

En su intervención, Bosque se refirió a las posibilidades que ofrecen los formatos digitales en el proceso de elaboración de los diccionarios e indicó que, «una vez publicada la 23.ª edición del Diccionario de la lengua española, se abre un amplio abanico de opciones», entre ellas, la personalización de un diccionario que se ajuste a los intereses del consultante.

Este nuevo formato permitiría, entre otras opciones, establecer relaciones entre palabras que no suelen aparecer en los diccionarios en papel, tanto paradigmáticas —sinonimia, antonimia, relaciones de inclusión (de campo a rural o de niño a infantil, no solo a la inversa), relaciones de conversión (padrino/ahijado, comprar/vender), hiponimia/hiperonimia, meronimia/holonimia (codo/brazo), etc.— como sintagmáticas (régimen preposicional, colocaciones o coapariciones, valencia, etc.).

La segunda ponencia del día estuvo a cargo de Jean Pruvost, de la Université de Cergy-Pontoise (Francia). Según Pruvost, los diccionarios en formato electrónico actuales todavía «arrastran la servidumbre del papel» y no suelen contemplar complementos interesantes como el añadido de imágenes, sonidos y vínculos diversos, en función de los artículos. Pruvost ha propuesto, además, la lexicografía intersticial, consistente en no dejar escapar información que el consultante debería entonces buscar en otras fuentes.

Tras la intervención de Pruvost tomó la palabra  M.ª Paz Battaner, de la Universitat Pompeu Fabra (España), con la ponencia «El diccionario como punto de encuentro en la descripción de la lengua española». Battaner hizo hincapié en que uno de los retos de los diccionarios futuros es la confluencia entre gramática y léxico. 

Seguidamente, Roberta Cella, de la Università di Pisa (Italia), reflexionó sobre la lexicografía histórica en su conferencia «Filologia, storia della lingua e lessicografia storica: un rapporto virtuoso». Cella insistió en que las nuevas tecnologías generan mucha información pero que «solo los redactores fiables» sabrán gestionarla de manera adecuada.

Tras Cella, intervino Patrick Hanks, de la University of Wolverhampton y University of the West of England (Reino Unido), quien indicó que la lexicografía del siglo XXi tiene «nuevas y maravillosas oportunidades» gracias a las innovaciones tecnológicas: procesamiento de palabras, bases de datos y tecnología del corpus. Hanks ha añadido que, en el futuro, la lexicografía electrónica explotará el potencial de estas nuevas tecnologías de formas que ahora «solo podemos soñar».

La última intervención de la mañana fue la de Sven Tarp, de la Aarhus University (Dinamarca), titulada «Homo hodiernus, homo durus: ¿Cómo pueden adaptarse los diccionarios?», en la que ha explicado que la lexicografía y la lingüística son dos disciplinas diferentes desarrolladas a lo largo de los últimos cuatro milenios, primero como práctica cultural y más recientemente como teoría científica. Tarp se refirió asimismo a los diccionarios digitales, que, según él, deben guiarse por principios básicos, como el de pemitir al usuario acceder a los datos relevantes y extraer la información requerida «de la forma más fácil y rápida posible». 

 

MESA REDONDA

El simposio se reanudó en la tarde del miércoles con una mesa redonda en torno a la lexicografía y lingüística, moderada por el académico Pedro Álvarez de Miranda. En ella participaron Manuel Alvar Ezquerra, miembro correspondiente de la RAE; Concepción Company Company, de la Academia Mexicana de la Lengua; Francisco Javier Pérez, presidente de la Academia Venezolana de la Lengua; Miguel Ángel Quesada Pacheco, de la Academia Costarricense de la Lengua; Susana Serra, de la Universidad de Chile, y Joan Soler i Bou, del Institut d'Estudis Catalans.

En esta mesa redonda se trataron diferentes asuntos, tales como la variación gramatical y los diccionarios, los diccionarios de centroamericanismos y los diccionarios de lenguas indígenas centroamericanas frente al mundo digital, o los cambios fundamentales sufridos en la lexicografía moderna con la llegada de los ordenadores.

Este jueves continúa el simposio con una segunda jornada dedicada a «Los editores ante el futuro de los diccionarios en la era digital».